Real Zaragoza
Suscríbete

"Ni cuando ganamos somos tan buenos, ni cuando perdemos, tan malos"

Alain Oyarzun continúa confiando en el Real Zaragoza tras la derrota. Iñigo Eguaras coincide en la argumentación.

Alain Oyarzun, en una acción durante el encuentro de ayer.
"Ni cuando ganamos somos tan buenos, ni cuando perdemos, tan malos"
Oliver Duch / Toni Galán

"La virtud está en el término medio", sostiene la argumentación aristotélica. Su discurso pertenece a la eternidad, pero el polímata heleno vivió en el siglo IV antes de Cristo. Aunque los griegos parieron las olimpiadas, la gente del fútbol suele pensar de forma diferente. En el siglo XXI después de Cristo, la filosofía futbolera se ha alejado considerablemente de Aristóteles. Ayer, Alain Oyarzun recordó esta desviación para poner un poquito de mesura tras la derrota ante el Alcorcón. "Ni cuando ganamos somos tan buenos, ni cuando perdemos, tan malos", destacó el centrocampista nada más concluir el encuentro.

El guipuzcoano, que ayer disfrutó por primera de la titularidad en el Real Zaragoza, valoró los 90 minutos de juego. "Era un partido complicado. Ellos han sabido jugar serio. Sabíamos de la dificultad del Alcorcón. No han recibido gol y ahí van. Con dos goles, ya llevan ocho puntos", explicó el futbolista. Alain Oyarzun también ofreció su versión sobre la dureza manifestada sobre el terreno de juego. "Ellos –por los jugadores del Alcorcón– no tienen la culpa. El que tiene que marcar la pauta es el árbitro. Él ha decidido tomarlo así. Podía haber sacado alguna tarjeta más e incluso alguna de las jugadas que nos ha cortado podía haber sido perfectamente tarjeta roja; pero no lo ha hecho. Incluso en una jugada me he asustado por la rodilla", reconoció.

Decisiones arbitrales al margen, Alain Oyarzun reconoció los errores que ayer cometió el Real Zaragoza. "Hoy –por ayer– no hemos estado fluidos en el juego. No nos han salido las cosas. Además, ellos han hecho un gran partido", admitió, para finalmente advertir: "Era mi primera titularidad. Se puede jugar mejor el partido que he realizado. En Segunda División es complicado jugar igual en casa que fuera. Afortunadamente, la derrota ya es pasado y en muy pocos días tenemos el partido de Lugo".

Íñigo Eguaras comparte vestuario con Alain Oyarzun. Ayer, incluso compartió una afirmación esencial para sintetizar la última comparecencia del Real Zaragoza. "Ni cuando ganamos somos lo mejores, ni cuando perdemos, los peores", dijo el centrocampista navarro. Eguaras también reiteró la fortaleza del Alcorcón. "El partido era muy complicado de jugar. Sabíamos que no solo no les marcan, sino que incluso no les generan ocasiones. Ha sido un partido raro, complicado. Ellos son gente dura. No sé si su fútbol es así o no, pero es lo que han demostrado. Ahora solo nos queda pensar en levantar la cabeza", continuó.

El árbitro y el futuro constituyeron sus consideraciones finales. "Yo no entro en la labor arbitral. Es su trabajo y es complicado. Cada uno, a lo suyo. Hay que seguir creyendo en este equipo. Hemos demostrado que sabemos jugar. Seguimos estando contentos e ilusionados", concluyó Íñigo Eguaras.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión