Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

El Real Zaragoza apura en el mercado de verano

La secretaría técnica trabaja para reforzar la defensa y el ataque y dar salida a los descartados.

Toquero, uno de los refuerzos de este verano.
Toquero, uno de los refuerzos de este verano.
Toni Galán

Se halla el Real Zaragoza en una semana decisiva en la configuración definitiva de su plantilla. El equipo del león rampante apura los últimos días del mercado de verano para robustecer el plantel con el que afrontará la temporada. A cuatro días del cierre del mercado estival, la entidad aragonesa persigue la contratación de un defensa y un delantero. Además, el club pretende dar salida a los cuatro jugadores de la primera plantilla que no cuentan para el entrenador, Natxo González.

Todos las clausuras de mercados se asemejan. Todos los equipos necesitan comprar y vender. Dada la situación financiera del Real Zaragoza, el orden aconsejable es el inverso: primero vender para liberar masa salarial y después invertir el dinero obtenido en apuntalar el equipo. Es decir, con el dinero que evite en los acuerdos de traspaso o de rescisión, se pretende afrontar la contratación del defensa y del delantero anhelados. El club ha sabido generar más recursos a través de patrocinios, pero el dinero que se ahorre con las cuatro descartes resultará esencial para darle forma a los dos fichajes que completarán el equipo de Natxo.

En este proceso, se están apurando las fechas. El aforismo de que solo los ricos pueden equivocarse es bien conocido en el fútbol. El Barça puede fichar de forma masiva, más aún con el pastón recibido por Neymar. Puede equivocarse y le seguirá quedando dinero para volver a fichar. Así, desde luego, con alguno acertará... El Zaragoza, no. El Zaragoza necesita afinar muchísimo. El escaso dinero determinado por la LFP como límite salarial aconseja atinar. Hay pocas balas en la canana. Es imprescindible que Lalo Arantegui dé en el blanco para potenciar más si cabe la ilusionante plantilla ya contratada.

Xabi Irureta, Álex Barrera, Edu Bedia y Jordi Xumetra, los futbolistas descartados por el técnico Natxo González, ocupan alrededor de 800.000 euros de la masa salarial del Real Zaragoza. La porción es sustancial. Con ese dinero se pueden contratar un par de futbolistas de primerísimo nivel en Segunda División. En el club todo el mundo es consciente de que esa cantidad no es la que finalmente se evitará gastar. Se trata de que la pérdida sea la menor para que el dinero disponible en las dos contrataciones sea el mayor posible.

A cuatro días del cierre del mercado, que este año está fijado para el día 1 de septiembre y no el 31 de agosto como era habitual, el único jugador que no tiene ofertas es Xabi Irureta. Álex Barrera se encuentra negociando con el Extremadura de Segunda B. Edu Bedia, por su parte, también mantiene (o mantenía...) conversaciones con el Mallorca. Después de hallarse muy cerca del club bermellón, el reciente fichaje de Salva Sevilla, exjugador del Espanyol, por el equipo balear podría desviar el interés mallorquín por el centrocampista ahora a los órdenes de Natxo González. Jordi Xumetra tampoco está facilitando el acuerdo de desvinculación. Por el extremo se interesó el UCAM Murcia, un interés que quizá se diluya con el avance paulatino y desesperante del tiempo. Quizás con alguno de ellos haya que rescindir su contrato, con la erosión que esto supondría para las arcas del club aragonés.

Mermas

La masa salarial con que Lalo Arantegui ha edificado la actual plantilla del Real Zaragoza ya se vio sustancialmente mermada con las indemnizaciones que la entidad tuvo que sufragar a los jugadores con que no se contó en el actual proyecto. Con ese dinero, ese equipo tan bonito que vimos el pasado domingo en la segunda parte sería todavía más bonito. Aún lo podemos abrillantar un poco más con un par de fichajes antes de este sábado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión