Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Cuatro décadas desde el anterior Real Zaragoza-Granada en Segunda

El 1 de enero de 1978, cuando había fútbol por Nochevieja y Año Nuevo, el equipo aragonés venció 2-1 a los andaluces en la división de plata.

Detalles de la crónica e informaciones de HERALDO DE ARAGÓN sobre el Real Zaragoza-Granada jugado el 1 de enero de 1978 en La Romareda. Y, con ellas, la clasificación parcial al término de la primera vuelta de aquella Segunda División, en la que los aragoneses eran los terceros.
Cuatro décadas desde el anterior Real Zaragoza-Granada en Segunda
HA

La historia del Real Zaragoza en sus años de andadura por la Segunda División, que ya son 20 desde su fundación en 1932, va a vivir el domingo en La Romareda en enganche entre cuatro décadas. Eso es lo que provoca la visita del Granada CF en este último fin de semana de agosto al estadio municipal zaragozano en el arranque de la división de plata en este curso. Y es que serán casi 40 años (faltarán solo cuatro meses) los que haga del anterior envite Real Zaragoza-Granada en esta categoría, la Segunda española. Eso es lo que separa este 27 de agosto de 2017 del 1 de enero de 1978, que es el día en el que se disputó el precedente referencial.

Sí. El 1 de enero del 78. Porque, entonces, el fútbol no paraba en Navidad, ni en Nochevieja y Año Nuevo. A las 4,30 de la tarde del 1 de enero, con el consomé, los turrones y el champán (entonces lo del cava no existía en el vocabulario de los españoles) todavía en la boca, La Romareda acogió el primer partido del año natural que, a su vez, era el último de la primera vuelta de aquella Segunda División 1977-78. El equipo de los rescoldos de los Zaraguayos se había despeñado desde Primera seis meses antes increíblemente y debía rectificar tamaño error. Lo hizo, con Arsenio Iglesias como entrenador, en un solo año.

Con apuros, el Real Zaragoza celebró la entrada de 1978 con un triunfo por 2-1 ante los granadinos. Como cuenta la crónica de HERALDO DE ARAGÓN, fue en un partido con un gran inicio, donde lograron los dos goles blanquillos el argentino Oviedo y el asturiano Juanjo, de falta. Pero donde surgieron los clásicos nervios de aquel año, que acabaron con pitos en las gradas al final, después de que el Granada lograse por medio de Serrano el 2-1 antes del descanso.

El Real Zaragoza de Arsenio jugó ese día con Nieves; Blanco, Camus, Bastos, India; Oñaederra, García Castany, Arrúa; Alonso, Oviedo y Juanjo. No hizo cambios el entrenador gallego.

Por el Granada, su entrenador, Vavá, opuso a López; Gerardo, Benito, Santi (Calera, 83), Edison; Falito, Angulo, José Luis; Martínez (Uilian, 66), Serrano y Antonio. 

El árbitro fue el catalán Luque Giménez, que nunca llegaría a ascender a Primera. La lio tras el descanso, pues anuló 3 goles al Zaragoza y uno al Granada, todos muy dudosos. Y en las gradas de la vieja Romareda, aún sin los fondos levantados hasta igualar el ras de los tejadillos, hubo casi lleno, con 30.000 espectadores. Así era el seguimiento del zaragocismo en aquellos momentos, y eso que era la sobremesa del 1 de enero.

El 1-0, el de Oviedo, llegó en el minuto 2. El 2-0, el de Juanjo, en el 28. Y el 2-1 que resultaría definitivo, lo hizo Serrano en el 29, inmediatamente.

El Real Zaragoza concluyó la primera vuelta de la liga, tras la suma de estos 2 puntos (eso computaban entonces las victorias), en el puesto 3º de la clasificación, con 24 puntos, igualado con el 2º, que era el Celta, y a solo 2 puntos de distancia del líder, el Recreativo de Huelva. En una igualada primera vuelta, el Granada se había quedado 9º, en mitad de tabla, pero solo a 4 puntos de distancia de los zaragocistas, que ocupaban puesto de ascenso (entonces subían los tres primeros de manera directa, y nada más).

Nunca más hasta ahora coincidieron Real Zaragoza y Granada en Segunda. Los andaluces se despeñarían durante 30 años a Segunda B e, incluso, Tercera. Por eso, este choque del próximo domingo es, para los que peinan canas o no peinan nada, un motivo de recuerdos de los viejos tiempos. Del fútbol auténtico, de una época de muchos gozos para el zaragocismo. Aunque, puntualmente, aquella referencia que toca rescatar fuese en un paso fugaz por Segunda. Ver aquella alineación blanquilla habla de la grandeza de aquel equipo, aun en la liga de plata.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión