Despliega el menú
Real Zaragoza

Raí Nascimento ya está fuera de la enfermería

El punta brasileño, que solo pudo jugar un amistoso serio de pretemporada por una lesión muscular, se incorporó al grupo este domingo.

Raí Nascimento, en el partido amistoso de Logroño el pasado 26 de julio, el único de pretemporada que pudo jugar antes de caer lesionado.
Raí Nascimento ya está fuera de la enfermería
Daniel Marzo

Raí Nascimento, el primer lesionado muscular de este verano, abandonó la enfermería este fin de semana y ya se entrenó con normalidad con el resto del equipo este domingo en la Ciudad Deportiva. El joven delantero, de 19 años, sufrió una rotura muscular en el psoas del muslo derecho tras la disputa del primer amistoso serio de la pretemporada, en Las Gaunas contra el UD Logroñés. Ya en la víspera, el carioca había sentido molestias físicas que estuvieron a punto de dejarlo en casa aquel 26 de julio, pero tras una prueba final horas antes del viaje a Logroño, el brasileño jugó la segunda parte aquel día (empate a uno fue el resultado final).

Raí, por lo tanto, se perdió el resto de los partidos preparatorios, en su integridad: Miranda, los dos de Teruel ante Villarreal B y Levante, Tarragona y el Memorial Lapetra ante el Eibar. El jugador vio truncadas sus expectativas de avanzar en la pugna con el resto de atacantes del equipo por ganarse un puesto en el inicio de la temporada, que habían tenido dos buenos test en los dos bolos menores jugados en la fase inicial del verano ante el Boltaña (de Segunda Regional) y el RZD Aragón, choque a puerta cerrada en la Ciudad Deportiva. En los dos casos, Raí anotó sendos dobletes, siendo junto con Borja Iglesias y Buff los más atinados en las labores goleadoras en aquellos días en los que el equipo daba sus primeros pasos.

El jugador, que portará esta temporada el número 28, con ficha del primer equipo pero con dorsal del filial, retoma de nuevo la faena después de tres semanas al margen. En Logroño, en su única aparición en un amistoso con sustancia, suplió a Borja Iglesias en el minuto 64, por lo que solo pudo vérsele 26 minutos, los del alboroto final tras el carrusel de cambios masivos, es decir, inevaluables.

Etiquetas
Comentarios