Despliega el menú
Real Zaragoza

Los dos medios centro, preferiblemente de cariz defensivo, de corte y brega

Natxo señala que el doble pivote, donde ensaya desde el principio con Zapater, Ros, Eguaras y el filial Guti, tendrá ese perfil. La creatividad de Febas la ve más adelante.

Aleix Febas, nuevo centrocampista del Real Zaragoza, pugna con un rival del Villarreal B el pasado miércoles en el amistoso de Teruel.
Los dos medios centro, preferiblemente de cariz defensivo, de corte y brega
Daniel Marzo

El doble pivote más utilizado el año pasado en las alineaciones del Real Zaragoza, compuesto por Zapater y Javi Ros, sigue vigente con Natxo González. Es, prácticamente, la única herencia táctica que el nuevo entrenador puede readaptar a su método porque el aragonés y el navarro son dos de los cinco supervivientes del equipo que terminó el pasado curso en el vestuario zaragocista. Además, en esa posición asoman el nuevo fichaje Eguaras (procedente del Mirandés) y el filial Raúl Guti. Así ha sido en los partidos del inicio de la pretemporada.

Son jugadores de perfil defensivo, de corte, de brega y despliegue físico. Piezas que tienen mayor grado de funciones tácticas en la contención y apoyos a la defensa que en las funciones de ataque.

Entre las novedades del nuevo Real Zaragoza que está conformando Lalo Arantegui, el director deportivo, se halla Aleix Febas, centrocampista que tiene la versatilidad de jugar tanto como mediapunta, de enganche por detrás del delantero centro, como de medio centro con talante creativo y combinativo. Así lo ha hecho en su fase de formación en los equipos inferiores del Real Madrid, de donde ha llegado cedido al cuadro aragonés. Pero, por ahora, Natxo González solo lo ha utilizado en su primera versión, la de segundo punta. En ningún momento se ha visto a Febas formando parte del doble pivote central.

El entrenador vitoriano, preguntado por esta cuestión en la previa al partido de este sábado en Teruel ante el Levante, de Primera División, ha dejado claras sus intenciones iniciales al respecto. "De momento, vamos a seguir probando lo mismo que hasta ahora. Sí. De momento, sí", confirmó. Los tres medios centro puros, Zapater, Ros y Eguaras, se repartirán las dos posiciones de pivotes en el once inicial.

Febas, por lo tanto, solo entrará en ese puesto en algunas circunstancias muy puntuales, pero no de partida. "Febas te da las dos posibilidades. Pero lo más importante en los equipos son los equilibrios defensa-ataque. Eso es lo más relevante en el funcionamiento colectivo. A partir de ahí veremos cuál es la mejor estructura para que, quienes jueguen en la media, nos den ese equilibrio", razonó Natxo, cuya estructura táctica defensiva tiene en los dos pivotes sendos escuderos decisivos para apoyar a la defensa, para destruir la generación de buena parte del fútbol de los rivales.

Para ver a Febas como medio creativo, mezclando al 50 por ciento la labor de eje con otro pivote más defensivo, habrá que aguardar a momentos muy concretos en partidos aún más especiales. Así lo anuncia Natxo. "Habrá situaciones, quizá en casa, en las que podré poner a Febas más atrasado. Dependerá de la situación del partido, del resultado durante el partido. Ya veremos cómo manejamos estas diferentes alternativas", apuntó el preparador vasco escuetamente.

Etiquetas
Comentarios