Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

El Mirandés, segundo test de pretemporada

El conjunto aragonés llega hoy el fortín de Anduva (19.30, Aragón TV) en el segundo ensayo del verano.

Tres meses y pico después de que Ángel asegurara (o casi) la permanencia en Anduva, esta tarde regresa el Real Zaragoza al fortín mirandés. Mucho ha cambiado el percal en los dos equipos desde aquel 23 de abril. En Zaragoza, la necesidad de regenerar las ilusiones demandaba de una profunda transformación del plantel, abanderada por la llegada de Natxo González al banquillo. Ebro arriba, en Miranda también ha habido cambios. Muchísimos cambios. Solo continúan en el club el director deportivo, el entrenador y tres jugadores. El resto se han marchado tras el descenso de Segunda A a Segunda B.

Curiosamente, los dos máximos responsables del Mirandés son aragoneses y exjugadores del Real Zaragoza. Su director deportivo, el ratonero extremo Jesús Seba. Su entrenador, Pablo Alfaro, un defensa como la copa de un pino, además del futbolista aragonés que más partidos ha jugado en Primera División: 418, casi nada... Entre los dos han hecho el Mirandés que este año intentará regresar a Segunda A. Mejor dicho, lo están haciendo... A fecha de hoy, solo tienen 12 jugadores de la primera plantilla. Poco a poco, que solo pueden equivocarse los clubes ricos. Los pobres tienen que acertar, pues carecen de dinero para volver a fichar. Hoy completarán la citación con media docena de chavales del filial y un juvenil.

La portería la cuidará Limones, que llega del Cartagena. En los laterales, París, que viene del Sabadell tras un año de lujo en el Tudelano, y Gorka Kijera, uno de los tres que sigue tras el descenso. En el centro de la defensa, David Prieto, que viene del Baleares, e Israel Puerto, del Racing de Santander. En el doble pivote, Rúper, otro de los que sigue, y Álex Albístegui, del Reus. El trío en la mediapunta lo integran Yanís (Bilbao Athletic), Igor Martínez (Lugo) y Borja Sánchez (Fuenlabrada). El juvenil Zunzunegui completará el once, aunque también podría jugar arriba Yanís. La enumeración anterior, sin duda, constituye un buen equipo de Segunda B.

En fase de construcción

Las exigencias del Real Zaragoza en Segunda A se asemejan a las del Mirandés en Segunda B. Los dos aspiran a todo. El conjunto de Natxo González, igual que el de Pablo Alfaro, se encuentra en fase de construcción. Después de las goleadas en los bolos ante el Boltaña y el Aragón, el primer test serio de la pretemporada auditó al  Zaragoza en Logroño el pasado miércoles. El resultado de 1-1 en Las Gaunas ante el Mirandés fue tan anecdótico como injusto: jugó más y tiró mucho más a puerta que su rival. Agradó el once de la primera parte, un once que probablemente reúne lo mejorcito que ahora mismo cobija el todavía incompleto vestuario zaragocista. El mismo portero que el pasado curso, mejores laterales, centrales solventes, los mismos mediocentros, más alegría en la poblada mediapunta... Si entre Borja Iglesias, Raí  y los que lleguen nos hacen olvidar a Ángel, podemos aspirar a algo gordo. Hoy en Miranda hay que seguir edificando el equipo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión