Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Futbolista: trabajo a tiempo completo

El técnico Natxo González estrena hoy una inusual fórmula de entrenamiento. Toda la plantilla convivirá desde las 8.30 hasta después de comer en la Ciudad Deportiva.

Natxo González, junto a varios futbolistas y al preparador físico Javier Chocarro, durante una sesión de entrenamiento.
Futbolista: trabajo a tiempo completo
Guillermo Mestre

Hoy arranca la tercera semana de Natxo González al frente del Real Zaragoza. Pero, a diferencia de las dos anteriores, el técnico introducirá una importante novedad en su método de trabajo. Desde hoy, la plantilla aumentará sus horas de convivencia en la Ciudad Deportiva. Es decir, que los futbolistas no abandonarán su habitual entorno de trabajo una vez concluya el entrenamiento. Además del tiempo que dediquen a trabajar sobre el césped, todos ellos prolongarán su estancia en las instalaciones de la carretera de Valencia, con el objetivo de fortalecer los vínculos personales entre los diferentes integrantes de la plantilla. A través de esta inusual fórmula, el entrenador vasco continuará con la puesta a punto del equipo de cara al comienzo de liga, cuando el nuevo Real Zaragoza arranque la competición dentro de poco menos de un mes ante el Tenerife.

Los futbolistas de la primera plantilla están citados hoy a las 8.30 en la Ciudad Deportiva. Allí, todos juntos, está previsto que desayunen antes de llevar a cabo la primera de las dos sesiones previstas para hoy, que serán abiertas al público y a los medios de comunicación. De ahí, si algún futbolista lo requiere, pasarán a trabajar en el gimnasio, antes de empezar a tocar balón sobre el césped. A las 9.30 está programado el primer entrenamiento de la semana. Una vez concluida la estancia en Boltaña, el Real Zaragoza retorna en esta fase de pretemporada a su hábitat natural. Pero, una vez que termine el trabajo sobre el césped, la jornada continuará varias horas más para los jugadores de Natxo González.

Almuerzos, charlas grupales, proyección de vídeos... Será entonces cuando tomen protagonismo todos los demás aspectos que, fuera del terreno de juego, también forman parte del día a día de un profesional del fútbol. Serán unas horas de convivencia diferentes a las que está acostumbrado el modelo de futbolista actual, pero similares a las que la plantilla experimentó la pasada semana en el Pirineo aragonés.

En torno a las 13.30, todos los integrantes de la plantilla comerán juntos en las instalaciones zaragozanas. Allí, en un ambiente distendido, pasarán las últimas horas de su jornada laboral, antes de que cada futbolista retorne a su domicilio para pasar el resto del día con su familia. En total, aproximadamente, entre siete y ocho horas que sirvan para estrechar lazos y forjar relaciones que traspasen la línea de cal, con el objetivo principal de que, además, faciliten el regreso del Real Zaragoza a Primera División.

Un método ya empleado

Esta fórmula que ahora pasa a aplicar Natxo González en el Real Zaragoza no es algo desconocido en el panorama futbolístico. Ni a nivel internacional, ni tampoco en el seno del club. Se trata de un método que ya empleó Marcelino García Toral durante su estancia en la capital aragonesa. Un periplo breve, de poco más de un año de duración (desde mayo de 2008 hasta diciembre de 2009), en el que, además de someter a los jugadores a estrictos y rigurosos controles de peso y alimentación, el entrenador asturiano consiguió devolver al equipo a la máxima categoría del fútbol español. Ahora, varias temporadas después, Natxo González utilizará un sistema similar, con los matices propios de cada entrenador, en donde el objetivo final sí volverá a ser el mismo: ascender.

La nutrición será el otro aspecto que tampoco sufrirá grandes modificaciones respecto a esa etapa. Raúl Luzón, nutricionista zaragozano que se incorporó a la entidad durante la concentración de Boltaña, es el escogido por el club para desempeñar las funciones propias de este área. Se trata, por lo tanto, de una pieza inexistente dentro del cuerpo técnico aragonés, que no contaba con una figura similar, precisamente, desde la época de Marcelino. Luzón será el encargado de supervisar y coordinar todas las labores referentes a la alimentación de la plantilla, tanto de manera global como individualmente.

De esta forma, el apartado nutricional se complementará con la preparación física, cuyo máximo responsable es Javier Chocarro. El nuevo preparador zaragozano trabaja con unos parámetros generales para todos los futbolistas, mientras que al mismo tiempo aplica rutinas de manera individualizada en función de las características(condición física, edad, morfología, historial médico) que presente cada uno.

Con todo ello, Natxo González estrena desde hoy el plan con el que tratará de encajar con la mayor brevedad posible la multitud de piezas nuevas que componen su variopinto puzle. Un modelo donde el futbolista pasará a trabajar a tiempo completo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión