Despliega el menú
Real Zaragoza

Un guiño a La Romareda

El club pone el acento de su campaña de abonados en el 60 aniversario del estadio. Los precios se mantienen para aquellos que renovaron el curso pasado antes del 7 de septiembre.

Carlos Arranz y Miguel Gay posan con los nuevos carnés, ayer en La Romareda.
Carlos Arranz y Miguel Gay posan con los nuevos carnés, ayer en La Romareda.
Guillermo Mestre

A solo 11 días de que el balón eche de nuevo a rodar, coincidiendo con el inicio de una nueva pretemporada, el Real Zaragoza presentó ayer su campaña de abonados para la temporada 2017/2018. Y lo hizo en un marco de excepción, el estadio de La Romareda. De hecho, el coliseo zaragozano es su principal protagonista. Si bien el año pasado el club tomó como referencias el regreso a casa de dos ídolos como Zapater y Cani, este año la entidad ha querido homenajear al templo del fútbol aragonés, testigo de excepción de las grandes gestas del Real Zaragoza, que el próximo mes de septiembre celebrará su 60 cumpleaños, tras ser inaugurado el 8 de septiembre de 1957. "Con este aniversario queremos que se sienta que La Romareda es la casa del aficionado zaragocista", explicó Carlos Arranz, director de márquetin, que durante el acto estuvo acompañado del jefe de prensa del club, Miguel Gay.

Una de las principales novedades respecto a la nueva temporada, que arrancará el fin de semana del 19 o 20 de agosto, es la congelación de los precios por parte del Real Zaragoza a todos los abonados que el curso pasado renovaron su carné antes del 7 de septiembre. Para aquellos que sobrepasaron ese límite, el club ofrece ahora la posibilidad de retirar su carné antes del 31 de julio sin que se vea afectado el coste respecto al último ejercicio. Los nuevos zaragocistas que deseen darse de alta como abonado también dispondrán del mismo precio que la temporada pasada, siempre que no superen el día 31 del próximo mes. Las categorías continúan diferenciadas en cinco rangos de edad: 0-6 años, 7-14, 15-21, mayores de 22 y jubilados mayores de 60 años.

El que también continúa fiel al escudo del león es el pequeabono. Una iniciativa que el club recuperó el año pasado y que tan buen recibimiento tuvo entre los más pequeños. De esta forma, se mantiene la opción de que todos los niños, de 0 a 6 años, acudan a ver al Real Zaragoza con un precio único de 30 euros, con derecho a todos los encuentros, localidad asignada, con el requisito de tener un abonado mayor de edad asignado en la misma ubicación del estadio. Además, también continúa el pequecarné, que da derecho a presenciar un único partido de la temporada –mediante invitación–, otorga número de abonado y cuenta con un coste de 10 euros.

Con el ánimo de premiar la fidelidad del aficionado, el Real Zaragoza ha decidido conservar la máxima de que todos aquellos que renueven su compromiso este año tendrán congelado el precio de su abono para la temporada posterior, la 2018/2019, independientemente de la categoría en la que milite el conjunto aragonés.

Cantera zaragocista

La otra gran novedad de la campaña presentada ayer es la iniciativa ‘A La Romareda con mi clase’, a través de la cual la entidad pretende fomentar el sentimiento zaragocista en las aulas de los diferentes colegios. La actividad consiste en que los abonados que cursen Infantil o Primaria podrán asistir a un partido en el estadio junto a todos los compañeros de su clase. Para ello, deberán realizar y remitir al club un dibujo mural colectivo de grandes dimensiones (escolares en clases de Infantil) o una redacción colectiva (escolares en clases de Primaria).

Etiquetas
Comentarios