Despliega el menú
Real Zaragoza

El fichaje de Alberto, cuestión de horas

El portero del Getafe probablemente obtenga hoy la carta de libertad. Inmediatamente después firmará por el Zaragoza.

Alberto, en el encuentro disputado ante el Real Zaragoza en el Coliseo Alfonso Pérez Muñoz.
El fichaje de Alberto, cuestión de horas
la liga

La única variable para concretar el fichaje de Alberto García Cabrera por el Zaragoza no dependía de ninguno de los elementos que quedarán vinculados en la operación: ni del portero ni del que será su nuevo club. La variable temporal decisiva la marcaba el Getafe. Cuando el Geta concluyera la temporada, inmediatamente después Alberto y Zaragoza unirían sus destinos. Es decir, si el Huesca hubiera eliminado al Getafe en el primer cruce por el ascenso, Alberto ya habría sido presentado como guardameta del club zaragozano. La entidad madrileña clausuró su temporada el pasado sábado, consumando el ascenso a Primera División tras superar al Tenerife (3-1) y anular la renta adquirida por los canarios en la ida (1-0). Satisfecha esa premisa, hoy se reunirá la representación legal de Alberto con el Getafe. Una vez obtenga la carta de libertad, en las próximas horas, en los próximos días, se oficializará la contratación de Alberto por el Real Zaragoza.

Las condiciones establecidas en el nuevo contrato definen un acuerdo por dos temporadas, es decir, hasta 2019. Alberto estaba sujeto a una relación laboral con el Getafe hasta 2018, vínculo que quedará disuelto probablemente hoy mismo para incorporarse al club aragonés. En un principio, llega a Zaragoza para desarrollar el rol de guardameta titular. Lalo Arantegui ya apuntó en su reciente exposición del proyecto deportivo de la próxima temporada que buscaba la contratación de un guardameta hecho y que llegue en actividad. La función de segundo portero la llevaría a cabo Álvaro López Ratón, el joven portero por el que apostó Láinez en la fase final de la actual temporada. Como tercer portero se va a contar con el teórico guardameta titular del filial, Sergio García Vázquez, futbolísticamente conocido como Paisa. Se trata de un portero cántabro procedente del Racing de Ferrol y con pasado muy reciente en el filial del Alcorcón.

La búsqueda incesante

Habría que remontarse mucho tiempo atrás para hallar un guardameta que sume, que atrape puntos para el Zaragoza. Ciñéndonos exclusivamente a los últimos cuatro años, desde su caída a Segunda División, el conjunto aragonés continúa en la búsqueda de un portero de entidad. Para subir a Primera se necesita un portero de Primera. Lamentablemente, el Zaragoza no lo ha tenido en las últimas temporadas. Muchos han pasado por el portal de La Romareda, pero ninguno ha dado sensación de seguridad. Paco Herrera apostó por Leo Franco (40 partidos) en el ejercicio 2013-14, aunque también estaba Pablo Alcolea. Al final del curso, Víctor Muñoz descubrió a Óscar Whalley (2 encuentros). Llegó 2014-15 y cambió la propiedad, pero Víctor Muñoz continuó con Whalley (19). También apareció Bono (16), ya con Ranko Popovic en el banquillo. Alcolea también jugó un poquito (8). Siguió Popovic en 2015-16 y luego llegó Lluís Carreras, alternándose Manu Herrera (23 partidos) y Bono (19).

En el ejercicio liguero que acaba de concluir, el 2016-17, se marcharon el entrenador y los guardametas de la campaña anterior, pero la estabilidad no llegó a ninguna de esas dos zonas críticas en la gestión deportiva de un equipo: el banquillo y el portal. Todo lo contrario: en los últimos 10 meses han pasado tres entrenadores y tres porteros (¡rotando hasta cinco veces!). Milla, Agné y Láinez, por un lado. Y, por orden de aparición en la puerta, Irureta (17 comparecencias), Ratón (19) y Saja (6). Probablemente, cuando el Zaragoza tenga un solo entrenador y un solo portero durante toda una temporada, los resultados serán mejores que los últimos registros.

Lalo Arantegui ha apostado ahora para estos dos puestos clave por dos hombres que se han ganado a pulso su presencia en los banquillos y en las porterías de la Segunda División. A Natxo González nadie le ha regalado nada. Lo que es se lo ha currado, sin haber sido futbolista de relumbrón ni otras absurdas consideraciones que suelen propulsar a la mayoría de los entrenadores del momento. Igual que Alberto, que llega al Real Zaragoza tras defender durante 3.060 minutos el portal del Getafe en la actual temporada. Si Bordalás, uno de los mejores conocedores de la Segunda División, lo puso tanto tiempo, será por algo... Por eso mismo lo ha fichado Lalo...

Etiquetas
Comentarios