Despliega el menú
Real Zaragoza

Feltscher, getafense cedido sin cláusula del miedo

El defensa venezolano llegó al Real Zaragoza a préstamo desde el Getafe en enero. Podría jugar ante su club matriz pues no se puso impedimento contractual.

Dos momentos de las dos etapas de esta temporada para Rolf Feltscher. A la izda. con la camiseta del Getafe en la primera vuelta. A la dcha. con la del Real Zaragoza, donde juega cedido desde enero.
Feltscher, getafense cedido sin cláusula del miedo
HA

Rolf Feltscher podría protagonizar en el Real Zaragoza-Getafe de este sábado en La Romareda una curiosa figura contractual: el defensor zaragocista está cedido por el club getafense desde enero hasta junio. Es decir, su contrato matriz pertenece al Getafe CF y, en principio (así parece que va a ser), está de paso eventualmente por el cuadro aragonés, al que llegó en el mercado invernal cuando el Real Zaragoza comenzaba a dar los primeros síntomas de problemas serios en sus estructuras futbolísticas bajo el mando de Agné y en los estertores de la era Juliá en la dirección deportiva.

El zaguero suizo-venezolano puso haber jugado en la primera vuelta este mismo duelo con la camiseta azulona. No lo hizo porque en aquel momento estaba lesionado en un muslo. Fue aquella tarde del 20 de noviembre donde el Getafe ganó 1-0 al Real Zaragoza a través de un penalti postrero, en el minuto 86, que cometió el defenestrado Bagnack y anotó Jorge Molina. Para entonces, además de la lesión puntual, Feltscher ya estaba al borde de quedar fuera de los planes de Bordalás. Era un fichaje del anterior técnico, Esnáider, y no respondía al perfil de defensas que requiere el método del preparador alicantino.

De los 7 partidos que Feltscher jugó con el Getafe en la primera vuelta, antes de venir cedido al Real Zaragoza, los 6 primeros fueron con su mentor, Esnáider. El séptimo y último sería en Elche (2-2), el 10 de diciembre, con Bordalás, un mes antes de recalar en La Romareda.

Tras las Navidades, Rolf Feltscher cambió el uniforme azulón por el blanquillo. Pero lo hizo con la provisionalidad de una cesión. Lo normal en estos casos es que los clubes, en el caso que compartan categoría (como es el caso), introduzcan la llamada 'cláusula del miedo', un epígrafe que impide al futbolista enfrentarse a su club de origen para evitar perjuicios o suspicacias en un día que suele ser especial, diferente, curioso. Bien, pues Getafe y Zaragoza no contemplaron tal opción en el caso del defensor sudamericano.

Por eso Feltscher fue convocado este viernes por Láinez. Y por eso, si así lo decidiera el entrenador zaragozano, el jugador, propiedad del Getafe, podría enfrentarse al Getafe y, vestido como cedido de zaragocista, generarle daños colaterales y efectos secundarios perjudiciales a su equipo tutelar, el Getafe. Queda por ver si el internacional por Venezuela cuenta o no finalmente para Láinez, que debe hacer un descarte en una lista de 19 hombres. Y, si estuviera en el acta, si es utilizado en algún momento. Es la anécdota flotante de la jornada.

Etiquetas
Comentarios