Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

"Los once jugadores sobre el campo han jugado todos a lo mismo"

César Láinez destaca sobremanera el compromiso y la aplicación del equipo para saber sufrir y aguantar el 0-1 final. El técnico zaragocista alaba la actitud de la plantilla y pide un último esfuerzo.

César Láinez da instrucciones en Anduva.
César Láinez da instrucciones en Anduva.
Enrique Truchuelo/Diario de Burgos

César Láinez compareció en la sala de prensa de Anduva con su gesto serio habitual, pero la satisfacción iba por dentro. Había que guardar las formas por dos cosas: porque, pese a un triunfo tan crucial como de ayer del Real Zaragoza en Anduva, la faena aún no está consumada; y, asimismo, porque en frente hubo un rival derrotado, el CD Mirandés, que está camino del descenso a Segunda B si no media un milagro. No era un día para salirse del protocolo.

El victorioso entrenador aragonés, que acababa de firmar una serie de 11 puntos de 15 disputados en sus cinco partidos al frente del primer equipo, comenzó señalando a sus jugadores como principales artífices de esta tremenda remontada en la clasificación que está próxima a sacar al Real Zaragoza del caótico peligro de la pérdida de categoría, hecho que se vio cercano hasta hace apenas un mes.

"Llevamos cinco partidos en los que hay que agradecer el comportamiento del grupo. Yo sabía que ante rivales parecidos técnicamente a nosotros íbamos a ser competitivos, pero me preocupaba venir a estos campos y que no supiéramos leer los partidos. Pero el equipo ha tenido compromiso y ha sabido sufrir", destacó.

"En la segunda parte, a pesar de que ellos han leído mejor el juego, hemos tratado de llegar por las bandas y el equipo no se ha echado atrás y le daba pausa al partido. Dentro de nuestras posibilidades, hemos sido competitivos", subrayó Láinez.

Un día más, fue cuestión de alabar el trabajo de Ángel, autor del tanto triunfador y gran desahogo del equipo en los momentos de mayores problemas. El goleador por excelencia del actual Real Zaragoza. La estrella del momento, en plena pelea por el pichichi de Segunda, ya con 19 dianas en su haber. "Es reiterativo. El jugador que está tocado y además tiene gol, es una mina de oro. Ángel lo es para el Real Zaragoza. Genera mucha desconfianza en los rivales. Aparte de la capacidad goleadora que tiene, arrastra a los dos centrales y generó todas las ocasiones que tuvimos en la primera parte con sus movimientos. La lástima fue no haber marcado un tanto más en ese primer tiempo, donde hemos sido superiores", señaló el técnico zaragozano.

Con 46 puntos, el objetivo que asumió Láinez cuando el club lo designó como relevo del despedido Agné, es decir, lograr dejar al Real Zaragoza en Segunda y evitar el cataclismo de la SAD, está cada vez más a mano. Por eso, se le preguntó a César si se sentía el más feliz de todos los zaragocistas. "Seguramente. Pero, más allá de lo que yo sienta, hay 25 jugadores. No solo los que han venido, sino también los que se han quedado en Zaragoza. Mucha gente que no sabe si va a continuar en el club en el futuro. El compromiso que me he encontrado en este vestuario es lo que nos ha llevado a certificar prácticamente esta salvación. Y lo hemos hecho desde el balón, desde principios que siempre ha tenido el Real Zaragoza cuando yo era jugador o aficionado", ponderó de nuevo con ánimo de loar la actitud de la plantilla.

El equipo volvió a mostrar un bajón físico en la segunda parte. El calor, además, hizo mella esta vez sobre un húmedo césped que emitía un vapor sofocante. Pero en un día de tanta responsabilidad, nadie bajó la atención y no hubo errores graves. Todo el mundo estuvo enchufado al juego, algo que antes de la era Láinez se echó en falta muchos días. "Hemos ido mejorando esto durante los últimos cinco partidos. El cuadro técnico propusimos una idea de juego, pero también sabíamos que había que teníamos que saber leer los partidos. Esta vez, los once jugadores sobre el campo han jugado todo el tiempo a lo mismo. Eso, jugar unido, en un equipo de calidad como el Zaragoza, es fundamental", dijo.

Y concluyó con su habitual aviso: "Hay que seguir defendiendo la camiseta como siempre. Si ante el Getafe pensamos que ya estamos salvados, nos sonrojarán la cara".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión