Despliega el menú
Real Zaragoza

Xumetra empieza la rehabilitación 48 horas después del quirófano

El extremo fue operado en Madrid el martes del síndrome del hueso trígono en el tobillo derecho. Estará entre 6 y 8 semanas ausente.

Xumetra, al mediodía de este jueves en el gimnasio de la Ciudad Deportiva.
Xumetra, al mediodía de este jueves en el gimnasio de la Ciudad Deportiva.
Tino Gil/Real Zaragoza

Jordi Xumetra comenzó ya este jueves la rehabilitación de la operación a la que fue sometido 48 horas antes en el tobillo derecho. Apenas dos días después de pasar por el quirófano en Madrid para solucionar el problema que le originó en los últimos meses el llamado 'síndrome del hueso trígono? (os trigonus), el extremo del Real Zaragoza empezó a ejercitarse en el gimnasio de la Ciudad Deportiva según las mejores previsiones.

Xumetra estará entre 6 y 8 meses ausente del equipo, tiempo en el que debe mantener la base de fondo físico y el tono muscular del resto del cuerpo mientras el tobillo intervenido recupera la normalidad de movimientos. Este síndrome tiene su origen en la costumbre, refleja e involuntaria, de apuntar los dedos de los pies hacia abajo, gesto innato que suele darse en las bailarinas de ballet, jugadores de fútbol y otros deportistas, sobre todo atletas y saltadores. Y el hueso trígono es un hueso adicional (accesorio) que se desarrolla detrás del hueso del tobillo, el conocido como astrágalo. Está presente desde el nacimiento, forma parte del cuerpo de todos los humanos, pero suele hacerse notar a partir de la adolescencia si la persona en cuestión practica alguna actividad que requiera o le genere el vicio de lo que se conoce como plantiflexión, la referida costumbre de doblar los dedos de uno o los dos pies hacia el suelo de manera habitual.

El punta de L´Estartit sufría esta curiosa patología y, por ello, sentía molestias constantes en la zona afectada, su pie derecho, que, por momentos, le impedían jugar con normalidad. El último episodio, que dio origen a la súbita decisión de pasar por el quirófano, tuvo lugar durante la primera parte del último partido del Real Zaragoza, el pasado sábado en Córdoba. En el descanso, Xumetra ya se quedó en la ducha y dejó su puesto a Edu García (su última jugada fue la asistencia de gol a Ángel en el minuto 42 del choque).

El jugador, a través de la página web del club, ha manifestado sus sensaciones tras regresar rápidamente a la Ciudad Deportiva una vez que su organismo ha respondido de manera sobresaliente a la intervención quirúrgica, que se desarrolló por el método artroscópico: "Es una lesión dolorosa que me ha afectado durante la temporada, y ahora espero recuperarme bien y poder aportar cosas al equipo y ayudar a mis compañeros en el tramo final", expresó.

Etiquetas
Comentarios