Despliega el menú
Real Zaragoza

Lalo vuelve al Real Zaragoza 3 años y medio después

Un ERE puesto en marcha por Pitarch el último año de Agapito se llevó por delante al ahora director deportivo, entonces ojeador y miembro del área deportiva.

Lalo Arantegui, en la tarde de este lunes, firma su nuevo contrato como director deportivo del Real Zaragoza junto al presidente, Christian Lapetra.
Lalo Arantegui, en la tarde de este lunes, firma su nuevo contrato como director deportivo del Real Zaragoza junto al presidente, Christian Lapetra.
Tino Gil/Real Zaragoza

Gonzalo 'Lalo' Arantegui retornó este lunes, 27 de febrero de 2017, al Real Zaragoza tres años y medio después de firmar su finiquito forzoso con la entidad blanquilla a instancias de un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) que puso en marcha Jesús García Pitarch, director general zaragocista en la temporada 2013-14, la última de Agapito Iglesias como máximo accionista de la SAD. Porque, en efecto, Lalo ya trabajó recientemente en los despachos del Real Zaragoza y fue uno de los damnificados de la política de reducción drástica de gastos que inició el polémico ejecutivo valenciano al poco de aterrizar en Zaragoza.

Fue el 13 de agosto de 2013 cuando Pitarch firmó el despido fulminante de cinco empleados del club pertenecientes a diferentes áreas de trabajo. Fueron el jefe de prensa, Rubén Ramos; el director de márquetin y publicidad, Conrado Molina; la secretaria Conchita Arregui; la exresponsable de finanzas, Purificación Romón; y el miembro del área deportiva Lalo Arantegui. Las causas esgrimidad por Pitarch ese día fueron "decisiones ineludibles encuadradas dentro de la política de reestructuración de personal que exige el protocolo presupuestario de la Liga de Fútbol Profesional (LFP)". Con el paso de las semanas, otros trabajadores cualificados de la entidad, como los médicos, fisioterapeutas, entrenadores de porteros, psicólogos o técnicos de la Ciudad Deportiva, vieron sus salarios reducidos hasta en un 50 por ciento y, con el tiempo, la tijera de Pitarch llegó a todos los estratos de la sociedad, con más despidos en todos los ámbitos de la SAD.

Cuando Lalo Arantegui dejó el Real Zaragoza de aquella manera tan traumática, llevaba algo más de un año dentro de la comisión deportiva que había montado Manolo Jiménez en la última campaña zaragocista en Primera División, cuando el técnico sevillano dobló papel como entrenador y mánager general del equipo. Lalo compartía espacio y trabajo logístico (ojeador de jugadores, informador de equipos) con Santiago Aragón, Jesús Solana, Ander Garitano, Javi Suárez (ahora de nuevo en el club) y, asimismo, con el que es desde hace unos meses el director general de la SAD, Luis Carlos Cuartero. Lalo fue uno de los hombres de confianza del grupo de trabajo de Jiménez, que lo incorporó al 'staff' zaragocista tras el vínculo personal que habían establecido en la etapa en la que, como jugador en activo, Lalo Arantegui había jugado en el Sevilla Atlético, filial hispalense (temporada 2001-02).

Así pues, lo de Lalo no es una novedad, sino un regreso. La vuelta a casa de alguien que vive en la periferia de Zaragoza, que desciende de Pedrola, que germinó como futbolista en el Stadium Casablanca, que dio el salto al fútbol profesional en el Casetas de Segunda B y que jugó dos años en el filial del Real Zaragoza a las órdenes de Luis Costa y Manolo Villanova, ambos en Segunda B. El punto de impulso y fortuna que le faltó a Lalo en su carrera como futbolista para alcanzar la élite lo está buscando y encontrando en la faceta ejecutiva paso a paso.

Etiquetas
Comentarios