Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

"No estamos tan lejos, aunque no estamos muy cerca"

Cabrera expone su singular medida sobre la ubicación actual del Real Zaragoza en la clasificación.

Leandro Cabrera.
"No estamos tan lejos, aunque no estamos muy cerca"
Aránzazu Navarro

Seguramente haya sido Leandro Cabrera, en la mañana de este jueves 23 de febrero, el que mejor ha sabido expresar la indefinida, flotante y voluble situación del Real Zaragoza en la clasificación de Segunda División tras 26 jornadas transcurridas. Cuesta, desde hace varias semanas, definir las aspiraciones más reales del cuadro aragonés, una vez que a principios de enero empezó a despeñarse de la pelea cercana por la zona de promoción de ascenso (de la 3ª a la 6ª plaza en la tabla), se instaló en la zona media-baja (ahora el 14º) y comenzó a preocupar el riesgo de la cola, donde los cuatro últimos bajan a Segunda B en junio. Las sensaciones esperanzadoras se entremezclan con las nerviosas y decepcionantes tras los últimos partidos; igual que se puede evaluar con ánimos positivos el futuro, caben análisis más pesimistas o cargados de zozobra.

Cabrera, en su tarea de portavoz del equipo este jueves en La Romareda, ha firmado el siguiente ensayo: "No estamos tan lejos, aunque no estamos muy cerca", refiriéndose, obviamente, al objetivo de la promoción de ascenso. El uruguayo ha dado el titular de una serie, de una canción de autor, de un poemario. Ha emulado a los grandes pensadores con esas frases legendarias que forman parte del vademécum de máximas para la historia.

"No estamos tan lejos, aunque no estamos muy cerca". Leandro Cabrera. Futbolista uruguayo. Así se podrá guardar este aserto para ser utilizado a discreción cuando, a cualquier equipo del mundo, le suceda lo que al Real Zaragoza ahora mismo, en febrero de 2017, en medio de una encrucijada de caminos que no se sabe bien por dónde va a desembocar, si en la parte alta tras un excelente empujón final del equipo en la recta final del torneo liguero, en la parte baja sufriendo porque no terminan de llegar los resultados solventes, o en tierra de nadie definitivamente porque los puntos que van sumándose no sirven más que para mantener la categoría sin excesivos padecimientos ni vértigos.

Cabrera ha dado también la solución para que el Real Zaragoza sea capaz de embocar el único camino bueno, el que lo impulse hacia lo mejor, hacia los seis primeros puestos del escalafón de Segunda: "Es cuestión de encontrar una buena racha, en el momento en el que la dinámica cambie esto va a tirar hacia arriba. Estamos trabajando para eso y estamos esperando que la suerte caiga un poco de nuestro lado también", añadió el defensa sudamericano .

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión