Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

La jurisprudencia de Agné para insuflar fe en la tropa del Real Zaragoza

"Yo, en fútbol, he visto de todo: ganar 10 partidos seguidos, perder 10 seguidos. Yo he ganado 6 seguidos. Las he visto de todos colores",

Agné, pensativo en el campo de ensayos de la Ciudad Deportiva.
La jurisprudencia de Agné para insuflar fe en la tropa del Real Zaragoza
Toni Galán

Quedan 17 partidos de liga para el Real Zaragoza. El equipo blanquillo solo ha sabido/podido ganar 8 de los 25 disputados hasta ahora. Para que los números le cuadren en la recta final de la temporada y le dé tiempo de meterse entre los seis primeros para alcanzar el derecho de jugar la promoción a Primera División se estima que necesita, al menos, 11 victorias más (o su equivalente, 33 puntos) en esos 17 choques últimos del torneo. Es decir, ha de mejorar notabilísimamente sus prestaciones mostradas en los primeros cinco meses de curso. Ha de cuajar un esprint final soberbio, insospechado, magnífico, extraordinario, sin apenas espacio para más errores.

A Raúl Agné se le ha preguntado por esta cuestión en la rueda de prensa previa al primero de los 17, el de este domingo en Alcorcón. Y el entrenador ha esgrimido su filosofía, su asidero empírico, el que traslada a sus jugadores para mantener enhiesta la bandera de la esperanza mientras haya opciones, mientras las matemáticas no bloqueen cualquier aspiración, mientras tenga la posibilidad de tener voz con rango en el grupo. Se trata de una referencia directa a la jurisprudencia que existe en más de un siglo de vida del deporte (ahora algo más) fútbol.

"Yo lo que sí que sé es que, en fútbol, he visto de todo. De todo. He visto a un equipo ganar 10 partidos seguidos y he visto a un equipo perder 10 partidos seguidos. En Segunda División. Yo he ganado 6 partidos seguidos. He perdido 4 seguidos. Lo que pueda pasar, no lo sé. En fútbol, las he visto de todos colores. De todos", expuso Agné para dar a entender que no existen imposibles a priori.

El entrenador blanquillo adornó su tesis con un corolario: "Creo que, cuando un equipo consigue ganar y es capaz de volver a ganar, se acostumbra a ganar. Y cuando no gana, se acostumbra a perder. Igual que cuando uno pierde, está más cerca de ganar. Y al revés", razonó al hilo de la pregunta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión