Despliega el menú
Real Zaragoza

Las tarjetas vuelven a amenazar al corazón del Real Zaragoza

Cani y los centrales Cabrera y Marcelo Silva juegan con cuatro amarillas, advertidos de suspensión en cuanto vean la quinta.

El árbitro asturiano Areces Franco le muestra la tarjeta amarilla a Cani el día que el Girona visitó La Romareda. Era la segunda, por lo que fue expulsado. De ahí la reacción del capitán, Zapater.
El árbitro asturiano Areces Franco le muestra la tarjeta amarilla a Cani el día que el Girona visitó La Romareda. Era la segunda, por lo que fue expulsado. De ahí la reacción del capitán, Zapater.
Aránzazu Navarro

Se avecinan problemas nuevamente para el Real Zaragoza por la vía disciplinaria. La acumulación de tarjetas, siempre una vara electrificada que amenaza inevitablemente a los equipos durante la liga en determinados momentos del torneo, tiene a tres zaragocistas al borde de la sanción por un partido, tres de los pesos pesados del equipo: Cani y los centrales Cabrera y Marcelo Silva. Todos ellos juegan con cuatro amarillas en sus respectivos ciclos particulares, por lo que serán castigados en cuanto el árbitro de turno les muestre la siguiente amonestación, que será la quinta que deriva en la pena reglada por la Federación y la Liga de Fútbol Profesional.

En el caso de Marcelo Silva se da el caso de que es ya su segundo ciclo. Es decir, que el uruguayo ha visto ya 9 amarillas en lo que va de liga. Son 9 de manera unitaria, ya que realmente le han mostrado 11. Dos de ellas fueron en el mismo partido, en Vallecas, por lo que fue expulsado (esas dos no computan en el ciclo y se autoeliminan mediante la sanción del partido posterior a la roja). Marcelo ya tuvo que guardar arresto frente al Elche, en la 9ª jornada, pues tuvo un inicio demasiado fuerte en sus acciones defensivas, que lo llevaron a cosechar su primer ciclo de 5 tarjetas en tan solo 8 partidos.

Cani también ha visto más de las 4 que lo tienen en las cuerdas. Son 6, ya que dos de ellas las recopiló en una misma tarde, la del día del Girona, por lo que fue expulsado.

Cabrera, este año, está más moderado que en los dos anteriores, donde fue uno de los jugadores más tarjeteados de la liga. De hecho, el charrúa está aguantando con 4 amarillas desde el día de Getafe. Lleva 8 jornadas advertido, sin caer en el cepo de la quinta. Cani y Silva van a estrenar condición, pues vieron la cuarta el último sábado, en Murcia ante el UCAM.

Hasta ahora, son tres los jugadores que han cumplido un ciclo de sanción por amarillas: el citado de Marcelo Silva, Lanzarote (no pudo jugar en Mallorca por este motivo en la jornada 13ª) y Javi Ros, que no viajó a Cádiz en la 17ª.

Del capricho de la fortuna, del devenir de los partidos (el primero, este ante el Lugo) y de la puntería de los árbitros -ante los lucenses es el vallisoletano De la Fuente Ramos- dependerá el daño posterior que pueda sufrir el Real Zaragoza el día en que estos jugadores tengan que pasar por la nevera indefectiblemente.

Etiquetas
Comentarios