Despliega el menú
Real Zaragoza

Los más rápidos delante del escaparate son...

Getafe, Elche, Nástic de Tarragona y UCAM Murcia ya han concretado los primeros fichajes de invierno a falta de cinco días para la apertura del mercado.

Penalti que Irureta le paró a Uche en el Nástic de Tarragona-Real Zaragoza (0-0) hace tres meses en el Nou Estadi. El conjunto tarraconense, con tres fichajes a estas alturas, es el más rápido de movimientos en el preámbulo del mercado invernal.
Penalti que Irureta le paró a Uche en el Nástic de Tarragona-Real Zaragoza (0-0) hace tres meses en el Nou Estadi. El conjunto tarraconense, con tres fichajes a estas alturas, es el más rápido de movimientos en el preámbulo del mercado invernal.
HA/LFP

El que da primero, da dos veces. A esa máxima se han agarrado cuatro equipos de Segunda División, rivales del Real Zaragoza dentro de la competición y, también, en el frenesí que aguarda en los próximos 35 días dentro del mercado invernal de fichajes y traspasos. Getafe, Elche, Gimnástic de Tarragona y UCAM Murcia han sido los primeros en consumar sus primeros refuerzos, adelantándose así a otros pretendientes que miraban el escaparate y deseaban contratar a los mismos jugadores.

El Getafe, aspirante natural al ascenso tras haber descendido de Primera el pasado mes de junio, quiere potenciar su ya cuajada plantilla (es el 3º en la tabla en este parón navideño, con 31 puntos, cuatro más que el Real Zaragoza) y ya ha cazadoa Sergio Mora, veterano medio centro que estaba en el UCAM Murcia, y al lateral Peña, del Oviedo. José Bordalás, su entrenador, ha tirado de su agenda de confianza y ha repescado a uno de sus jugadores de culto, el citado Mora, antes de que nadie se lo pudiera pisar, siquiera intentarlo.

El Elche, que pese a su mal inicio todavía confía en alcanzar de aquí a junio los puestos de la pelea por subir de categoría (es 10º, con 26 puntos, uno menos que los zaragocistas), también ha fichado ya a dos nuevas piezas de recambio, ambas a través de cesiones de equipos de Primera. Uno, el medio centro Fabián, procedente del Betis. El otro, recién salido del horno, el extremo zurdo Borja Valle, del Deportivo de La Coruña

El Nástic de Tarragona, apuradísimo colista que vive con desesperación estos momentos de reconducción de la plantilla, camina al galope en busca de soluciones. Enseguida, su directiva repescó al veterano mediapunta camerunés Achille Emana, que se había marchado en julio a Japón (al Tokushima Vortis) después de la magnífica campaña que llevó a cabo el curso pasado, donde los tarraconenses rozaron el ascenso. El club catalán también ha acelerado para hacerse con los servicios del delantero centro Manu Barreiro, del Alavés, que fue objetivo del Real Zaragoza hasta el final del pasado mercado estival. Y, hace pocas horas, también han obrado la cesión del mediocentro Luismi, que ha jugado en los últimos meses en el Valladolid.

Por último, el UCAM Murcia, que vive sensaciones parecidas al Nástic tras llegar a las vacaciones de Navidad penúltimo y en el peor momento de la campaña, también tiene a su dirección deportiva con los motores a toda máquina, también ha hecho público su primer fichaje, Manolo Sánchez, que llegó del Osasuna al Alcorcón en verano y en el club madrileño no ha hecho fortuna. 

Estos cuatro clubes son los más ágiles en el zoco del fútbol español de Segunda División, los que han adquirido los primeros refuerzos días antes de poder inscribirlos en la Liga de Fútbol Profesional con el objeto de que puedan jugar ya, de inmediato, en cuanto la liga se reanude entre el 6 y el 8 de enero, en la jornada 20ª.

El resto, desde el líder Levante, pasando por el 2º clasificado, el Girona, hasta los que habitan en la cola de la tabla, como el Mallorca o el Almería, también están posicionados alrededor de los jugadores más llamativos que van a cambiar de vestuario de forma inminente. Todo el mundo revolotea sobre los mismos objetivos. Con gestos sugerentes, contraprestaciones materiales en forma de minutos y peso específico en los respectivos vestuarios susceptibles de acogerlos y, sobre todo, con la cartera abierta en una mano. Pero, por ahora, nadie más ha consumado un fichaje salvo Getafe, Elche, Nástic y UCAM. El Real Zaragoza, que partió de vacaciones hace 9 días con la intención de ser "rápido y certero" (Christian Lapetra, el presidente, dixit) en el mercado de invierno, forma parte de la mayoría que todavía no ha rematado ninguna incorporación nueva.

Etiquetas
Comentarios