Despliega el menú
Real Zaragoza

27 jugadores para 20 partidos oficiales

El Real Zaragoza ha alineado en los cuatro primeros meses de temporada a los 21 futbolistas con ficha profesional y a seis del filial entre liga y Copa.

Dongou combina con Ángel en la acción que dio lugar al 0-1 el pasado domingo en Vallecas, gol que marcó en propia puerta el rayista Alex Moreno tras un error garrafal del portero Gazzaniga.
Dongou combina con Ángel en la acción que dio lugar al 0-1 el pasado domingo en Vallecas, gol que marcó en propia puerta el rayista Alex Moreno tras un error garrafal del portero Gazzaniga.
Enrique Cidoncha

El Real Zaragoza ha utilizado a 27 futbolistas en sus alineaciones durante los 20 partidos oficiales que ha disputado en los primeros cuatro meses de curso, 19 de liga y uno de Copa. Se trata de los 21 con ficha profesional que tiene inscritos en la LFP (con dorsales del 1 al 25, por lo tanto) y de seis más procedentes del filial o con ficha de equipo B. En los duelos ligueros, Milla y Agné -los dos entrenadores que ha tenido ya el vestuario en este tiempo- echaron mano de 25 jugadores. Los dos restantes, Lasure y Zalaya, solo disfrutaron de minutos en el envite copero ante el Valladolid.

Los 21 hombres con ficha A que han aportado su trabajo, en mayor o menor medida, en este primer tramo de la competición son Irureta, Fran, Casado, Cabrera, Morán, Wilk, Dongou, Cani, Ángel, Javi Ros, Edu García, Lanzarote, Marcelo Silva, Bagnack, Isaac, Xumetra, Juan Muñoz, José Enrique, Alex Barrera, Zapater y Popa.

Los seis con ficha B son Ratón (el segundo portero es a todos los efectos del primer equipo pero porta el número 30), Buenacasa, Pombo, Xiscu y los citados Lasure y Zalaya

La campaña pasada, la 2015-16, el Real Zaragoza batió su propio récord histórico de jugadores alineados durante una temporada, con 34 futbolistas. Una cifra que, a su vez, encabezó al final la clasificación de toda la Segunda División. Nadie gastó más balas sobre el césped que el cuadro zaragocista. 

A estas alturas de competición, el manejo de piezas por parte del área deportiva y técnica promete números parecidos. Con 27 ya usadas, está a solo siete más de igualar el histórico registro de reciente vigencia cuando, sabido y anunciado está, va a haber novedades e incorporaciones en el inminente mercado invernal que estará abierto durante todo el mes de enero.

En lo estrictamente referido al torneo de liga, con sus 25 jugadores utilizados (aquí no cabe contar ni a Lasure ni a Zalaya), el Real Zaragoza no presenta, globalmente, un aspecto exagerado en este ranquin, ya que es el 6º en la tabla de futbolistas alineados, con cinco equipos por delante que, por lo tanto, han usado más hombres en sus alineaciones: el Rayo Vallecano, con 28; el Cádiz, con 27; y el Getafe, el Alcorcón y el Nástic de Tarragona, con 26. Es el fruto del fútbol moderno y sus criterios respecto de las composiciones de las plantillas, sometidas a un vaivén constante y carentes de esqueletos firmes en sus vestuarios en la mayor parte de los casos. Nada que ver con lo que ocurría de un par de décadas hacia atrás de los tiempos.

En las vacaciones de Navidad, el Real Zaragoza es uno de los equipos que ha utilizado a todos sus profesionales. Algunos, como Popa (7 minutos en liga) o el lesionado gravemente Wilk (solo pudo asomar en dos partidos), de manera simbólica. Otros, como el también rescatado de una larga lesión Dongou, o Bagnack, con pocos minutos en sus botas por motivos diferentes. Algunos más, con participación irregular y poco constante, bien a causa de sus dolencias físicas o de cuestiones técnicas: Xumetra, Alex Barrera o Edu García.

El núcleo duro de las alineaciones y el tiempo jugado lo componen Zapater, Cabrera y Ángel (más de 1.600 minutos en el campo); Lanzarote (más de 1.400); Marcelo Silva (1.300); Javi Ros (1.200); Cani, Irureta y Fran (los tres levemente por encima de los 1.000). Y, desde su tardía aparición, José Enrique (no llega a 1.000 por muy poco, suma 990). Diez jugadores, solo diez, en unos parámetros de cierta regularidad y continuidad en su rendimiento y solvencia.

A medio camino se han quedado Isaac, Morán y Juan Muñoz. Alineados, bien como titulares, bien como suplentes, en más de una decena de partidos, no pueden considerarse de aportación residual, pero tampoco les dan los números para sumarse al bloque principal del actual Real Zaragoza. 

De los jugadores con ficha B, obviamente, el mejor parado es el portero Ratón, que ha jugado 7 partidos (630 minutos). De los chicos del filial que han sido reclutados de vez en cuando por Milla o Agné, el último en llegar es quien más fuerte a llamado a la titularidad: Xiscu, que en 4 apariciones acumula ya 187 minutos. Más del doble de los que pudo jugar Pombo (63) y muchos más que el anecdótico siempre Buenacasa (6 minutos en dos brevísimos ratos).

Es una somera radiografía que ayuda a interpretar la situación real del actual vestuario zaragocista, sus defectos, sus máculas, sus puntos fuertes y sus carencias. Todo eso que, en los próximos 40 días, Juliá y Valentín (el área deportiva) tienen por misión reparar en condiciones de manera que sea posible pelear por la cabeza de la tabla en los cinco meses y medio que faltan de competición.

Etiquetas
Comentarios