Despliega el menú
Real Zaragoza

Javi Ros: "Esta victoria nos libera dentro del vestuario"

El centrocampista describe la alegría de la plantilla del Real Zaragoza en Vallecas: "No era una obsesión, pero sí una gran preocupación" no poder ganar fuera.

Javi Ros, en segundo término, observa la pugna por el balón de José Enrique y Trashorras.
Javi Ros, en segundo término, observa la pugna por el balón de José Enrique y Trashorras.
Enrique Cidoncha

Javi Ros, uno de los futbolistas destacados en el partido de fin de año en Vallecas que supuso el primer triunfo del Real Zaragoza fuera de casa en todo lo que va de temporada, describió para HERALDO DE ARAGÓN al término del partido el eufórico ambiente que se vivió en el vestuario tras romper, por fin, tan negativa racha, justo al borde del ecuador de la competición. "Esta victoria nos libera dentro del vestuario.Es verdad que nos generaba malestar llevar tantos meses sin ganar fuera de La Romareda. No era una obsesión, pero si una gran preocupación la que nos envolvía cada 15 días cuando había que viajar", admitió el tudelano, totalmente desinhibido ya de las malas vibraciones que han envuelto al equipo desde agosto cada vez que sufría un varapalo o una decepción como visitante. 

"Tenía que llegar. Alguna vez tenía que ser y, por fin, fue en Vallecas. No era normal acumular tantos partidos sin que llegara la victoria fuera de casa. Ahora es cuestión de darle la vuelta a la racha y seguir más tiempo así. El fútbol tiene cosas caprichosas y tal vez ahora ganemos con más asiduidad", apuntó Javi Ros en medio del subidón moral que ha generado este buen partido en el campo del Rayo y ese 1-2 final que rompe en añicos una de las rachas más nocivas que ha padecido el Real Zaragoza en los últimos años en términos estadísticos.

No solo se valora de forma sobresaliente el hecho de consumar el primer triunfo lejos de casa. Técnicos y jugadores, asimismo, salieron de Vallecas muy satisfechos por el juego desplegado en una noche de mucha exigencia que se preparó durante la semana previa con mucho mimo. "Hicimos un buen partido ante el Rayo. Con control del balón, manejo del partido, con una primera parte casi perfecta. A pesar de no ser muchas, las mejores y, casi las únicas, ocasiones durante muchos minutos fueron del Real Zaragoza. Era un partido en el que, aunque nos costó marcar, se veía que el marcador tenía que caer de nuestro lado. Acabamos muy contentos por cómo se desarrollo todo sobre el césped", apostilló Javi Ros, un extrovertido portavoz que trasladó las sensaciones con las que el grupo de futbolistas blanquillos se marcharon de vacaciones de Navidad.

Como soñaba Agné antes del partido, "de la mejor manera posible".

Etiquetas
Comentarios