Despliega el menú
Real Zaragoza

Piti, goleador del Rayo, jugó 3 partidos con el Real Zaragoza

Ariete fichado del Reus para el filial, fue elevado por Víctor Muñoz al primer equipo en la liga 2004-05. Debutó en Montjuic sustituyendo a Zapater.

Piti, en su época incipiente como jugador del Real Zaragoza B en la Ciudad Deportiva y, en las otras imágenes, con el primer equipo zaragocista.
Piti, en su época incipiente como jugador del Real Zaragoza B en la Ciudad Deportiva y, en las otras imágenes, con el primer equipo zaragocista.
Heraldo Documentación

Francisco Medina Luna, conocido en el ambiente futbolístico como Piti, es uno de los peligros del Rayo Vallecano cuando está en el campo. Veterano delantero de 1,80 de estatura, cumplirá 36 años en mayo. Se trata de un jugador de club, que ha hecho carrera en el ámbito profesional después de que fuese el Real Zaragoza quien le diera la oportunidad de salir de su Reus natal -es tarraconense-, saltara brevemente a la Segunda B y, de la mano de Víctor Muñoz, entonces entrenador zaragocista en Primera División, debutara en la elite, donde disputó minutos en tres partidos de la recta final de la campaña 2004-05.

Hay que tener buena memoria para recordar aquellas breves apariciones de Piti como zaragocista. Pero lo cierto es que fueron cruciales para que este móvil y trabajador punta catalán se ganase un currículum que refleja pasos por el Ciudad de Murcia, Hércules, Rayo Vallecano, Granada y, de nuevo, esta recta final de su larga trayectoria en el club rayista. Piti ha jugado 7 temporadas en Primera. No es cosa menor.

Piti solo sumó 34 minutos en el primer equipo del Real Zaragoza. Víctor Muñoz, hace once años y medio, lo hizo debutar en Montjuic, donde entonces jugaba el Espanyol de Barcelona, en la jornada 33ª, un 24 de abril de 2005. Sustituyó a falta de 18 minutos a Zapater, el actual capitán del equipo zaragocista. El cuadro aragonés perdió ese día 3-1.

Su segunda aparición llegó el 15 de mayo, en la jornada 36ª, donde Piti jugó los últimos tres minutos frente al Deportivo de La Coruña, que empató 2-2 en La Romareda. El reusense sustituyó a la desesperada a Galletti.

Y, finalmente, el tercer partido con el Real Zaragoza lo palpó Piti en el último capítulo de la liga, también en La Romareda, ante el Real Madrid. Entró en el campo en el minuto 77 en el puesto de Óscar González. El equipo zaragocista perdió 1-3 ante los Zidane, Ronaldo, Raúl, Casillas, Roberto Carlos, Owen...

Piti compartió, pues, delantera en pequeños sorbos con Villa, Savio, Galletti, Cani, Óscar González... Un lujo para un chaval que había dado muestras de su habilidad goleadora en 24 partidos, donde anotó 11 tantos en Segunda B. Sus minutos en el estreno en Primera gracias a su mecenas, Víctor Muñoz, fueron en ese momento simbólicos, anecdóticos. No marcó, apenas pudo hacer alguna jugada o intentar algún remate. Pero apareció. Su nombre sonó. Y ganó cuota de mercado que, luego, aprovecharía perfectamente con su esfuerzo y acierto posterior allá donde fue. 

Piti ha marcado 70 goles como profesional. Una cifra respetable. Su mejor año, en su primera época en Vallecas, en Primera División, en la liga 2012-13, en el que logró anotar 18 dianas y ser uno de los mejores en el escalafón goleador de la competición, por detrás de los monstruos Messi y Cristiano Ronaldo.

Cuesta vincular a Piti con el Real Zaragoza, por lo singular de su paso por el club aragonés y su escaso poso dejado en aquel curso 2004-05. Pero, ciertamente, los designios y la buena ventura del ariete tarraconense en su carrera futbolística tienen mucho que ver con la decisión que, en su día, adoptó para venir fichado para el Zaragoza B desde el Reus de Tercera División catalana. En su origen, Piti luce el escudo y el uniforme del Real Zaragoza. Eso es indeleble.

Etiquetas
Comentarios