Despliega el menú
Real Zaragoza

Una década con Navidades poco dulces

Solo en dos de los últimos diez años, el Real Zaragoza se ha marchado al parón de fin de año con una victoria. Los chascos han predominado.

Bono sale a los pies de un rival, ante la mirada de Morán y Marc Bertrán, en el Nástic de Tarragona 3-Real Zaragoza 1 del año pasado antes de la Navidad.
Una década con Navidades poco dulces
Diari de Tarragona/HA

¿Dejará el Real Zaragoza en Vallecas el paladar dulce a su afición para degustar el parón de Navidad y fin de año con agrado? ¿O, por el contrario, el marcador ante el Rayo derivará en unos días de amargura mientras se aguarda el regreso de la liga el 8 de enero? Los últimos partidos del año natural, los que cierran la primera fase de la liga en la previa a las vacaciones navideñas, tienen ese valor añadido siempre. Mucho más en tiempos de apuros y obligaciones, como los que está viviendo el Real Zaragoza en la última década, por una u otra causa. El duelo de este domingo ante el Rayo Vallecano (18.00) en campo madrileño es, esta vez, la antesala al parón, los 90 minutos previos a la evaluación del primer tramo liguero, a las valoraciones sobre las necesidades de fichar en el mercado invernal de enero.

En la última década, el Real Zaragoza no ha solido llegar bien a este punto del curso. Los chascos han sido más que las alegrías en los días de turrón, espumillón y fiestas familiares. Solo en dos de los diez últimos episodios previos a la Navidad desde 2006 el cuadro zaragocista despidió el año con victoria. Y, curiosamente, en el más feliz de ellos, aquella victoria 0-2 en el viejo San Mamés con Manolo Jiménez, nadie pudo imaginar que aquel equipo se escurriría por el sumidero de ahí en adelante para obrar de manera catastrófica el último descenso desde Primera. En verdad, son fechas con mal fario últimamente para el zaragocismo, así que el actual equipo blaquillo tiene ante sí la oportunidad de voltear esa tendencia en Vallecas.

El año pasado, sin tener que ir más lejos, el campo del Nástic de Tarragona fue el germen del cataclismo que vivio el club zaragozano a mitad de andadura. La derrota por 3-1 desembocó en la destitución del entrenador, Ranko Popovic y el despido del director deportivo, Ángel Martín González. En las Navidades llegaron sus sustitutos, Lluís Carreras y Narciso Juliá (junto con Albert Valentín) y, de su mano, seis fichajes y tres bajas en el equipo. Fueron unas fiestas alborotadas, ácidas para el zaragocismo.

En los dos años anteriores dentro de la actual purga del Real Zaragoza en Segunda, se llegó a la Navidad con sendos empates: a uno en Miranda y a cero, un año antes, en un lamentable partido en La Romareda ante el Murcia. Ver el cuadro adjunto resume los problemas que, habitualmente, vive el equipo en este tramo del torneo casi todos los años. Solo el citado 0-2 favorable en Bilbao y, en el año de Marcelino en Segunda (2008), la victoria por 3-0 ante el débil Alicante en La Romareda antes del periodo vacacional, son las excepciones positivas de los últimos tiempos. Algún empate, considerado en su momento como meritorio o suficiente (en Pamplona a cero en 2010 y también sin goles en Bilbao en 2006) dejó la cosa en algo indiferente en esos casos.

Pero aún duele aquel 6-0 del Bernabéu ante el Real Madrid, a cinco bajo cero en plena ola de frío, en la noche en la que José Aurelio Gay daba sus primeros pasos como entrenador zaragocista. O la derrota in extremis en Bilbao (cuántas veces se ha jugado en San Mamés el último duelo del año natural) por 2-1 con un gol de Toquero en 2011. O el empate 2-2 en La Romareda ante el Valencia en 2007. Disgustos en menor o mayor medida y repercusión.

Es algo que, además, tiene episodios lacerantes en la era moderna del zaragocismo. Eran famosas las pájaras de los equipos blanquillos donde había varios sudamericanos, que jugaban en estas fechas pensando más en su inminente vuelo transoceánico hacia Argentina, Paraguay, Uruguay... que en el último choque de liga previo a irse al otro lado del charco. El más sonoro, el 4-0 encajado en Zorrilla ante el Valladolid en 1997, que bien pudo ser una goleada de escándalo ante la desesperación de Luis Costa en el banquillo. A Pucela viajaron con los billetes de avión en el neceser los Kily González, Gustavo López..., que habían alquilado un taxi para que, nada más acabar el choque en la capital castellana, los llevase a toda velocidad a Barajas para juntarse allí con su familia y volar a América. Desde Zorrilla, solo cuatro futbolistas volvieron a Zaragoza en el autocar. Los demás tenían viajes alternativos preparados en coches. La desidia de aquel partido fue el paradigma de lo que jamás debe ser el último choque previo a la Navidad. José Ignacio se autoexpulsó ese día de manera lamentable. Y, claro, los vallisoletanos arrollaron bajo el aguanieve a un Zaragoza caótico.

Vallecas es, en 2016, un nuevo hito en el camino de estos capítulos tan especiales de fin de año. Un lugar donde el equipo de Agné tiene la oportunidad de aliviar la estadística reciente, esa que denunca que, con el Real Zaragoza de por medio, han ocurrido fiascos con más frecuencia de la deseable en los estertores de diciembre. 

PARTIDOS DE FIN DE AÑO EN LA ÚLTIMA DÉCADA

Temporada      Partido                            Fecha

2015-16       G. Tarragona-RZA- 3-1       19-12-15

2014-15       Mirandés-RZA- 1-1             20-12-14

2013-14       RZA-Murcia- 0-0                  22-12-13

2012-13      Ath. Bilbao-RZA- 0-2             22-12-12

2011-12      Ath. Bilbao-RZA- 2-1             17-12-11

RZA-Alcorcón- 0-2 (COPA)  21-12-11

2010-11      Osasuna-RZA- 0-0                 19-12-10

2009-10      R. Madrid-RZA- 6-0               19-12-09

2008-09      RZA-Alicante- 3-0                  20-12-08

2007-08      RZA-Valencia- 2-2                 22-12-07

2006-07     Ath. Bilbao-RZA- 0-0             20-12-06

Etiquetas
Comentarios