Despliega el menú
Real Zaragoza

45 años después de la primera vez contra el Rayo

El Real Zaragoza y el club madrileño jugaron su primer partido en enero de 1972 en Vallecas y también en Segunda, con triunfo aragonés por 0-1.

Información del HERALDO DE ARAGÓN sobre el Rayo Vallecano 0-Real Zaragoza 1 de enero de 1972.
45 años después de la primera vez contra el Rayo
Heraldo Documentación

El Rayo Vallecano volvió a descender a Segunda el pasado verano tras varios años en la élite y, de este modo, se cruza de nuevo en el camino del Real Zaragoza, esta vez en la categoría de plata. En las últimas dos décadas, este duelo ha sido habitual, tanto en la máxima división como, eventualmente, en el pozo de los castigados segundones, como va a ser el caso este domingo en Vallecas (18.00). Pero, antes, solo se dio atomizadamente, de vez en cuando, ya que la coincidencia de ambos clubes en una misma competición pertenece a los tiempos modernos del fútbol español. Hasta 1972, jamás se habían visto las caras vallecanos y zaragocistas.

La primera vez se dio en el estadio de Vallecas el 9 de enero de 1972. También en Segunda División, cuando el Real Zaragoza purgó un año el mal final del equipo en el que aún quedaban miembros de los Magníficos. Este domingo, por lo tanto, el equipo zaragocista visitará el mismo escenario de aquel estreno histórico, 45 años después menos 21 días. Entonces, el equipo aragonés, que entrenaba Rafa Iriondo, ganó 0-1.

Fue un Real Zaragoza formado por Villanova; Rico, Manolo González, Violeta, Vallejo; Molinos, Javier Planas; Leirós, Armando Martín (Santos, 62); Galdós y Ocampos. En frente, el Rayo Vallecano opuso a Samper; Cortés, Cristóbal, Alfonso, Aráez (Arias, 85); Illán, Felines; Curta, Potele (Bordons, 62); Benito y Nieto. El único gol del partido, que dio el triunfo a los zaragocistas, lo marcó Galdós en el minuto 22, al remachar a puerta vacía un balón rechazado por el poste tras un disparo de Ocampos en el área. 

Cuenta la crónica de HERALDO que el campo de Vallecas estaba en muy mal estado, con poco césped y mucho barro por las lluvias caídas. Y se reseña la presencia de la selección absoluta de España en las gradas, casi llenas, del estadio vallecano, con Ladislao Kubala al frente. Ese fin de semana no hubo liga de Primera porque España jugaba un partido ante Hungría en el Bernabéu de la fase clasificatoria para la Eurocopa. Y los internacionales aprovecharon la presencia del Real Zaragoza en Madrid para divertirse un rato viendo fútbol de Segunda, con uno de los grandes del momento (aún coleaban los grandes éxitos de Los Magníficos) llenando estadios y siendo la atracción puntual de la categoría en aquel extraño año para el zaragocismo.

Al final de aquella temporada, el Real Zaragoza ascendió como 2º clasificado, por detrás del Oviedo, que fue el campeón, y junto al 3º, el Castellón. El Rayo Vallecano era un equipo de media tabla que concluyó el campeonato en 8ª posición. Este episodio aquí rememorado es el origen de todos los Rayo Vallecano-Real Zaragoza que después han venido. Hasta 1972 no hubo precedentes.

Etiquetas
Comentarios