Real Zaragoza

El Mirandés, como el Real Zaragoza: no sabe ganar fuera de casa

Los burgaleses forman parte del septeto de torpes que no han vencido aún a domicilio. Su balance es de cuatro empates y dos derrotas.

El Mirandés, como el Zaragoza: no sabe ganar fuera de casa
Aránzazu Navarro

El Real Zaragoza recibe este próximo domingo en La Romareda a un igual, en términos de eficacia, cuando juega a domicilio. Si el mal de los zaragocistas es no haber sabido ganar ninguno de los siete partidos jugados fuera de casa, el Mirandés es 18º y se halla al borde de la zona de descenso justamente por eso: no han logrado ni una sola victoria cuando han salido de Anduva y su balance de rentas se ciñe a cuatro empates y dos derrotas. 

Este titubeante Mirandés que llega apurado a Zaragoza es uno de los siete equipos que, tras jugarse la 13ª jornada, todavía presentan esa tara en la clasificación, la de tener un enorme '0' en el casillero de partidos ganados como visitantes. Ahí están también el Real Zaragoza, el Mallorca, el Rayo Vallecano, el Almería, el Numancia y el Alcorcón.

El Mirandés ha perdido hasta ahora en dos de sus seis desplazamientos: 3-0 en Huesca y 1-0 en Alcorcón. Y empató los otros cuatro: 1-1 en Reus, 0-0 en Oviedo, 1-1 en Gerona y 2-2 en Murcia ante el UCAM. Curiosamente, la secuencia ha ido de más a menos de manera palmaria. Los cuatro primeros partidos a domicilio fueron, exactamente, estos cuatro empates. Y, por lo tanto, los mirandeses acumulan sus dos derrotas fuera de casa, de manera consecutiva, en las dos últimas salidas, a El Alcoraz y a Santo Domingo.

Poniendo la lupa en sus marcadores, se aprecia una notable dificultad de los norteños para anotar goles fuera de su campo. El mecanismo ofensivo del Mirandés, que en Anduva tiene un índice de eficacia sobresaliente (allí han marcado 11 tantos), se obtura lejos del hogar. Fuera de casa, los castellanos solo han marcado 4.

En principio, con estos datos en la mano, el cuadro zaragocista parte con la vitola de favorito porque, en su condición de local, ha dado de sí lo mejor del curso. El riesgo, sabido es desde siempre cuando llegan estos casos, es el latente hecho histórico de que el Real Zaragoza ha ejercido de 'equipo aspirina' en muchos momentos de su trayectoria. Así que ese factor exige máxima atención ante estos precedentes. El Mirandés, que no ha perdido nunca en La Romareda -en sus tres únicas visitas-, intentará romper el mal fario que le persigue como forastero y ahí radica el peligro para los de Agné, que deberán poner los cinco sentidos para que el estadio municipal zaragozano no sea el lugar de resurrección foránea de los rojinegros.

Etiquetas
Comentarios