Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Real Zaragoza - Temporada 2016-2017

Real Zaragoza

Ganar fuera de casa, ese imposible que Agné quiere hacer realidad

El nuevo entrenador zaragocista se estrena en Mallorca en la faceta de visitante. Un reto mayúsculo tras un inicio de liga terrible por ineficaz.

Paco Giménez. Zaragoza 05/11/2016 a las 06:00
Raúl Agné y su ayudante, Rodri, suben al autobús en su primer desplazamiento con el Real Zaragoza, rumbo a Barcelona para volar hacia Mallorca.Raquel Labodía

Mallorca, este sábado (20.00), en el séptimo desplazamiento del Real Zaragoza de la temporada, puede suponer un antes y un después en la trayectoria del equipo por la Segunda División de este torneo 2016-17. Todo depende del resultado. Si el equipo aragonés logra la victoria en el campo de Son Moix, en ese momento, habrá roto un envoltorio plúmbeo y venenoso que lo persigue, no ya desde agosto, sino incluso desde el final de la campaña anterior, desde que ganó 1-2 en Valladolid aún en tiempos de Lluís Carreras. Ese es el reto de Raúl Agné en su estreno como entrenador zaragocista en el papel de visitante: acabar con la tremenda incapacidad del cuadro blanquillo para salir vencedor en los partidos lejos de La Romareda.
 


Agné y sus muchachos tienen esa sugerente tarea entre manos a las afueras de Palma. Un bonito aliciente en días de mutación interna en el vestuario. Al técnico de Mequinenza le vendría de perlas arrancar su andadura al frente del vestuario con dos triunfos seguidos -uniendo el de Mallorca al inicial de La Romareda, 2-1 el pasado sábado ante el Almería- y, mucho más, por romper el maleficio de no saber ganar alejados del hogar. Es, por ello, una jornada que podría acarrear infinidad de valores añadidos positivos para el Zaragoza actual en caso de ser capaces de voltear la tendencia. Palabras mayores.

Llega el equipo con algún problema a este importante choque. Le falta Lanzarote, alma máter ofensiva, tanto a balón parado, como en asistencias en juego y en goles propios. El catalán está sancionado por cinco amarillas y será sustituido por -el hasta ahora casi inédito- Edu García. Y Cani voló hasta la isla balear con unos problemas físicos que necesitan análisis y seguridad de todos los implicados -médicos, fisioterapeutas, entrenador y jugador- antes de decidir si juega o se queda en la grada. Cabe pensar que, si el de La Paz ha viajado hasta Mallorca, es porque su intención es la de ser alineado. Y así será si la prueba matinal en Son Bibiloni, la Ciudad Deportiva mallorquinista donde se entrenará el equipo antes de comer, no dice lo contrario.

Si Cani no pudiera jugar finalmente, a Agné se le reducen las opciones de sustituirlo. Con Xumetra lesionado (igual que Isaac), no hay más hombres de banda, extremos, que puedan caer con personalidad en esa demarcación. El preparador aragonés debería acudir a un mecanismo mixto de posicionamientos diversos y móviles para salvar esta ausencia doble de Lanzarote y Cani. Por un lado, podría meter directamente al joven Pombo, que ha dejado el filial esta vez -junto al delantero Buenacasa- para poder hacer una convocatoria de 18 en el primer equipo. El prometedor centrocampista del Aragón, en pretemporada, ya jugó varias veces arrancando desde la banda. Y, por otra parte, asoma la opción de Alex Barrera, que, eso sí, requiere de una combinación de movimientos que, por más que se han ensayado, no está claro que estén lo suficientemente trabajados como para que salgan bien en Son Moix. El asturiano partiría desde la derecha, pero dejando el carril abierto en ataque a las subidas del lateral, el vertical Fran, al que habría que cubrirle las espaldas desde la medular (el propio Barrera) y más atrás, en la zaga (ahí, Zapater tendría trabajo extra). Mecanismo de relojería. Engranaje en cadena.

Como dijo Agné antes de partir de casa, "si no están Lanzarote y Cani, dos hombres que nos dan mucho, intentaremos jugar de otra manera de jugar; creo que se puede ganar de muchas maneras, pero la intención no la vamos a cambiar, dos o tres hombres siempre arriba vamos a tener". Es decir, su propuesta con dos delanteros y cuatro centrocampistas, con dos abiertos a las bandas escoltando al doble pivote Zapater-Ros, va a seguir siendo la base de partida. El técnico, eso sí, apuntó que "estaremos en la obligación de matizar cosas, en función de los jugadores de los que disponga", aludiendo a la duda de Cani hasta el último momento. 

El entrenador zaragocista teme al Mallorca en su campo. No lleva buen año el cuadro balear, pero Fernando Vázquez lo ha convertido en su feudo en un equipo acorazado. Solo encajaron un gol el primer día, cuando el Reus los derrotó 0-1 a mitad de agosto. Desde entonces, nadie más ha batido la portería bermellona en Son Moix. "Son un gran equipo, veloz, que se maneja bien en la creación, con jugadores importantes como Brandon, Iago Díaz, Óscar Díaz, Juan Domínguez, Juan Rodríguez, Culio... nos harán sufrir", describió Agné.

En efecto, el Real Zaragoza tiene ante sí un segundo reto, parcial para llegar al global de ganar fuera de su campo: hacer lo que no fueron capaces de lograr encadenadamente ni el Oviedo (empató 0-0), ni el Girona (perdió 1-0), ni el UCAM Murcia (igualó también 0-0), ni el Huesca (cayó 3-0), ni el Alcorcón (1-0 al final). Es decir, marcar al menos un gol en la portería insular. Sin ese condicionante, es imposible soñar con el ansiado triunfo. Y el Mallorca, por lo que acredita, no lo va a poner sencillo. Aunque... este tipo de rachas suele romperse de manera estruendosa más de una vez. Quizá esta sea una de esas. 

Inequívocamente, algo ha cambiado. Hace solo 15 días, en el viaje a Valladolid, el entrenador, Luis Milla, viajaba tocado de ala, olisqueando que su tiempo en el Real Zaragoza se acababa. El equipo era un grupo timorato, actuó con una conducta llena de manchas en el terreno táctico y solo fue capaz de lograr a lo más que aspiró en Zorrilla: aquel triste e insuficiente 0-0 final en un día donde solo servía la victoria. Ahora, solo dos semanas después, las expectativas han crecido, el horizonte ha cambiado de tonos. Son las cosas del fútbol que, eso sí, necesitan del sostén de los resultados. Un nuevo tropiezo en Mallorca, que sería el enésimo, volvería a meter un palo enorme en las ruedas del Real Zaragoza de esta difícil temporada. Por eso la cita en la isla mediterránea es tan importante para el presente y, sobre todo, el futuro inmediato del equipo.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo