Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Real Zaragoza - Temporada 2016-2017

Real Zaragoza

Dos horas y media de entrenamiento pospartido

Agné empieza a aplicar su medicina de choque, ante la semana completa que tiene por delante, para que el equipo cambie su sintonía.

Paco Giménez. Zaragoza Actualizada 30/10/2016 a las 18:12
Un momento del entrenamiento del Real Zaragoza en la mañana de este domingo en la Ciudad Deportiva.José Vidal

Sorprendente y atípica resultó la sesión de trabajo pospartido del Real Zaragoza en la mañana del domingo, la primera de este tipo que lleva a cabo Raúl Agné desde su llegada al banquillo zaragocista el pasado miércoles en sustitución de Luis Milla. Lo que habitualmente es un entrenamiento de tonificación muscular, el más suave de cuantos se programan en el día a día de un equipo, se convirtió esta vez en dos horas y media de intenso esfuerzo, eso sí, que acometieron en su totalidad únicamente los suplentes y los que no jugaron como titulares frente al Almería en la tarde del sábado, a los que acompañaban los jóvenes del filial no convocados por César Laínez para jugar ante el Tarazona (partido que se disputaba en el campo contiguo).

La cita comenzó a las 10.30 y concluyó cerca de las 14.00. Un escenario que describe las intenciones de Agné ante la semana completa que tiene por delante, la primera entera tras su apresurado aterrizaje en el vestuario, que culminará el próximo sábado con el siguiente choque en Mallorca. El técnico aragonés necesita cambiar la sintonía al equipo, tanto futbolísticamente como en términos mentales. Y ello va a requerir mucho roce, mucho trato, abundancia de datos y de puestas en práctica sobre el césped. Por eso, esta mañana dominical no ha sido de trámite. Al contrario.

Los muchos aficionados que asistieron al partido del filial, el RZD Aragón, contra el Tarazona, que comenzó una hora más tarde que el entrenamiento del primer equipo, pudieron observar prácticamente toda la tarea de Agné al otro lado de la valla.

Los once titulares que formaron ante el Almería (todos jugaron la mayor parte del partido, dado que las sustituciones las hizo muy tarde Agné, y con acierto) han trabajado en un grupo aparte. Y se han marchado a la ducha tras una hora de puesta a punto tras el enorme esfuerzo de horas antes. Pero el resto, es decir, los Irureta, Morán, Casado, Edu García, Alex Barrera, Bagnack, Popa, a los que acompañaban Raí Nascimento (habitual con el primer equipo pese a no poder tener ficha hasta enero) y filiales como Karol Losin, Carlos López, o varios juveniles, como Villalba y Carrasco, han tenido ración triple de enseñanzas. Tanto en el ámbito físico, con Toni Masferrer como nuevo maestro de ceremonias, como en conceptos tácticos, en un campo corto donde Agné no ha parado de dar indicaciones.

Dongou e Isaac han corrido con cierta soltura, al margen, durante un buen tiempo. El delantero camerunés encara ya la recta final de la recuperación de su seria lesión de rodilla, que arrastra ya desde hace casi tres meses. Solo Xumetra ha estado en el gimnasio, sin pisar el campo. El único ausente, con permiso del club para marcharse a Barcelona por motivos personales, ha sido Manu Lanzarote. 

El equipo guardará fiesta este lunes y volverá al campo el martes con otra novedad: una doble sesión de entrenamientos, de mañana y tarde, costumbre que con Milla dejó de hacerse cuando concluyó la pretemporada, a mitad de agosto. Agné desea aprovechar al máximo esta semana de inicio de noviembre para adecuar, en todos los sentidos, al grupo según sus conceptos y criterios como entrenador.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo