Despliega el menú
Real Zaragoza

Nadie se fía de que el Nástic sea el actual colista

Milla justifica el mal inicio de los catalanes: "Hace 3 meses peleaban por subir a Primera, pero han vendido jugadores claves en ataque y les está costando".

Luis Milla explica sus impresiones a la prensa antes del partido ante el Nástic en Tarragona.
Nadie se fía en el vestuario zaragocista de que el Nástic sea el actual colista
Raquel Labodía

La clasificación que se conformó tras la disputa de la 5ª jornada el último fin de semana indica que el partido Gimnástic de Tarragona-Real Zaragoza de este martes en el Nou Estadi (22.00) enfrenta al último de la tabla contra el colíder. En efecto, los catalanes son, contra todo pronóstico, los que cierran el ranquin de la Segunda División con tan solo 3 puntos sumados de los 15 disputados. Mientras tanto, el cuadro zaragocista está en todo lo alto, con 10 puntos, junto al Levante. Ese desequilibrio visual tiene mucho de falso en estas tempranas alturas del torneo y, por ello, ni Milla ni los jugadores zaragocistas acuden al estadio de la ciudad imperial con un exceso de confianza.

"El Nástic, hace tres meses estaba peleando por subir a Primera División. Ellos han cambiado bastantes jugadores y han vendido futbolistas importantes en la zona de ataque. Y les está costando. Tienen que modular y adaptar a los nuevos. Es todavía muy pronto para hacer valoraciones rotundas. Para mí, su posición actual en la tabla es anecdótica. Estoy seguro de que al final van a estar arriba", señaló Milla a modo de análisis de la actualidad numérica del rival tarraconense. El entrenador del Real Zaragoza no se fía ni un milímetro de los granas.

"Llevan tiempo con su entrenador (Vicente Moreno), con el que subieron de Segunda B y el año pasado fueron la gran sorpresa de la liga. Además, juegan contra el Real Zaragoza, lo que siempre es un aliciente para todos los rivales, para el Nástic también. Espero un partido intenso en este sentido, difícil y muy exigente para nosotros. Van a estar muy motivados, tanto por su situación particular como por quién es su adversario", añadió Milla respecto del Nástic.

El pasado 30 de julio, hace siete semanas, este mismo partido fue uno de los de pretemporada para ambos conjuntos. Un amistoso de verano, prematuro, que acabó 0-0 en el mismo escenario que ahora va a acoger este duelo de verdad, en la 6ª jornada liguera. Un antecedente cercano que, para Milla, sí va a servir como referencia válida en diferentes prismas del análisis previo. "Sí, aquel partido sí que nos ayuda porque ya nos conocemos. Sabemos como se mueven. Nos da mucha cercanía al modo con el que se desenvuelve el Nástic sobre el campo. Pero a ellos les sucede lo mismo con nosotros", razonó el entrenador de Teruel.

Para el vestuario zaragocista, el envoltorio de la clasificación no debe ser tenido en cuenta cuando aún no ha pasado ni un mes de competición. Al contrario, el temor al potencial del Nástic en su papel de local es profundo.

Etiquetas
Comentarios