Despliega el menú
Real Zaragoza

"No es fácil, pero nuestro reto es jugar en Tarragona como lo hacemos en casa"

Milla quiere que el Real Zaragoza siga "dando pasos" como visitante y "mejorar prestaciones fuera de La Romareda" en el campo del Nástic.

Luis Milla se marcha de la rueda de prensa hacia el entrenamiento previo al partido de Tarragona.
"No es fácil, pero nuestro reto es jugar en Tarragona como lo hacemos en casa"
Raquel Labodía

Luis Milla ha puesto tarea a sus jugadores para el partido de este martes (22.00) en el Nou Estadi de Tarragona ante el Nástic. Escuecen los dos choques jugados a domicilio hasta ahora, aquel chasco final de Lugo, donde el Real Zaragoza empató 3-3 después de ir ganando 1-3 a falta de 20 minutos y tener al rival gallego hundido a sus pies, y el último de Valencia, donde el Levante endosó un abultado 4-2 a los aragoneses en un día cruzado defensivamente. "Intentaremos mejorar nuestras prestaciones fuera de casa. No es fácil, pero nos lo ponemos como reto. Jugar como visitante no es sencillo en esta liga. El equipo tiene que entender que está muy bien que hacemos en La Romareda, pero necesitamos dar pasos hacia delante y ser capaces de jugar fuera como si jugáramos en casa", indicó el turolense en su comparecencia pública ante la prensa antes del viaje a tierras catalanas.

Milla admite que "debemos encontrar el equilibrio entre el trabajo defensivo y el ofensivo, algo que hacemos bien en casa pero no hemos logrado cuando hemos jugado como visitantes". El técnico aragonés, no obstante, hace la acotación razonable que marca la clasificación y que sirve de atenuante a los errores manifestados por el Real Zaragoza en sus anteriores salidas a Lugo y Valencia: "Hay que tener en cuenta que nos hemos enfrentado a dos equipos que están arriba en la clasificación (el Levante, líder; los lucenses terceros). Para mí, el Lugo es la sorpresa de la liga hasta el momento porque está marcando muchos goles. Está claro que hemos visitado dos campos muy complicados", esgrime.

Luis Milla enfoca con nitidez el aspecto del juego donde más quiere observar una superación técnica por parte de sus futbolistas en el duelo frente al Nástic: "Hay momentos que nos gustaría controlar un poco más el juego a partir de tener y combinar el balón. Eso nos cuesta. El equipo es capaz de transitar muy rápido de atrás hacia delante con el balón, pero hay elecciones de juego que a veces el partido nos demanda y no logramos consumar. Quiero que los jugadores lo entiendan. Espero poder transmitírselo a ellos. No podemos defendernos solo sin el balón. Hemos de saber tener más la pelota", apuntó en su discursó.

El entrenador blanquillo acude a Tarragona con el marcado objetivo de dar una imagen bien distinta del Zaragoza viajero que hasta ahora se ha visto en Lugo y Valencia. "Soy positivo y espero mejorar. Tenemos un buen grupo y espíritu de competitividad. Eso está. A partir de ahí, tenemos que ser ambiciosos y lograr que el equipo juegue cada día mejor", remató en este sentido.

Etiquetas
Comentarios