Despliega el menú
Real Zaragoza

Urge esclarecer la portería

El plan es que Manu Herrera, Alcolea y Whalley salgan cuanto antes. Solo el joven del filial Ratón cuenta de los cuatro porteros que ahora trabajan con Milla.

Narciso Juliá y Albert Valentín, director deportivo y secretario técnico, respectivamente, del Real Zaragoza, caminan por la Ciudad Deportiva.
Urge esclarecer la portería
Oliver Duch

Luis Milla ha iniciado la pretemporada con cuatro porteros en el reparto de jugadores en la plantilla del Real Zaragoza: Manu Herrera, Alcolea, Whalley y Ratón. Un grupo supernumerario para lo que es habitual y recomendable en un equipo a estas alturas de verano. Mucho más cuando solo uno de los cuatro, el joven del filial Álvaro Ratón, entra realmente en los planes de presente y futuro de la entidad. El sentido común dicta que, para que el trabajo de un puesto tan específico como es la portería sea útil en esta fase de preparación veraniega, es conveniente esclarecer cuanto antes esta anómala composición del elenco de guardametas que tutela Mikel Insausti, el preparador de porteros del club. 

Manu Herrera, estigmatizado tras el 6-2 del último partido en Palamós ante el Llagostera, sabe que su presente y futuro en el Real Zaragoza es harto complicado por motivos obvios. El Elche, equipo del que llegó al cuadro aragonés hace justo un año, está en disposición de recuperarlo tras los cambios habidos en el área deportiva del club ilicitano, con cuyos nuevos miembros mantiene el arquero madrileño una especial cercanía que puede devolverlo de nuevo a tierras alicantinas en próximas fechas. Los franjiverdes buscan un portero titular y Manu Herrera encaja a la perfección en las actuales circunstancias.

Alcolea, canterano que está pasando los años prácticamente inédito en el primer equipo aragonés, ya fue invitado a salir el año pasado a través de una cesión a un Segunda B, hecho que rechazó para continuar como tercer portero en el primer equipo zaragocista. El club no contempla la repetición de esa maniobra dado que el salario de Alcolea es necesario para un futbolista que realmente sea útil cada semana para el entrenador y no sea dedicado a una pieza que, de manera obligada salvo casos excepcionales, está abocada a vivir en la grada casi todas las jornadas. 

Y Whalley, que el año pasado fue cedido al Huesca en busca de su progresión tras el debut prematuro del año anterior en el Real Zaragoza que partía de cero con la nueva propiedad, ha regresado sin los suficientes avales como para quedarse. La idea matriz es repetir un préstamo.

Quedan 35 días para que la nueva competición arranque y todo el mundo sabe y reconoce dentro del club y del vestuario que este caso de la portería urge resolverlo. Luis Milla, el entrenador, lo mismo que ya había hecho con anterioridad Narciso Juliá, el director deportivo, admitió el pasado miércoles en su rueda de prensa que "la portería hay que mejorarla y, para mejorarla, tiene que venir un nuevo portero". Ese guardameta que se espera vendrá con la vitola de titular, con Ratón como apuesta de futuro en el rol inicial de suplente y meritorio. Los otros tres han de marcharse. Y el tiempo no debería alargarse demasiado para evitar un problema logístico en el método de trabajo diario según avance la pretemporada.

Etiquetas
Comentarios