Despliega el menú
Real Zaragoza

Solo la opción del rumano Popa sigue activa para reforzar el eje de la defensa

Las conversaciones con el uruguayo Marcelo Silva han quedado paralizadas, mientras que por Jordi Figueras el Real Zaragoza decide no avanzar más.

Razvan Popa, con el Inter de Milán Primavera.
Solo la opción del rumano Popa sigue activa para reforzar el eje de la defensa
HA

Razvan Popa, defensa central rumano del Inter de Milán Primavera (su filial), un joven de 19 años que va a salir cedido en busca de crecimiento en una liga importante de Europa, es en estos momentos el único jugador para ese puesto por el que el Real Zaragoza mantiene abiertas negociaciones en términos positivos de cuantos han trascendido en las últimas fechas. Las conversaciones con el uruguayo Marcelo Silva, de 27 años y que el último año jugó en el Valladolid, se trabaron en la tarde del jueves y han derivado a un callejón con pocas salidas salvo un cambio de rumbo que, no obstante, no se puede descartar todavía. Por su parte, el tanteo con Jordi Figueras, central zurdo ilerdense de 29 años que viene de jugar en el Eskisehirspor turco tras su paso por el Betis, no ha ido más allá en el proceso de aproximación en las últimas horas y los vínculos son ahora mismo inexistentes.

?

No obstante, la pretendida culminación del préstamo de Popa por parte del Inter, a instancias del club italiano, puede quedar aplazada hasta los primeros días de la semana que viene: lunes, martes o, incluso, el miércoles. Es decir, ya con el Real Zaragoza en su estadía de pretemporada en Boltaña (Huesca). De consumarse su contratación, no va a ser tan rápida como en el seno del cuadro aragonés se pensó hace dos fechas. 

El caso de Marcelo Silva se ha torcido de manera severa al no allanarse el camino entre su agente y la dirección deportiva del club. Cuestiones económicas y relativas a diversos matices de su contrato han atascado en seco el avance del trato y, salvo una reconducción que en la antesala de fin de semana no existe, está abocado al descarrilamiento. Ninguna de las partes quiere dar por agotado el diálogo, aunque se admite la brecha abierta entre ambos implicados. 

De este modo, Luis Milla deberá organizar el trabajo en los primeros días de Boltaña con solo un central profesional en el elenco de jugadores que viajen al Pirineo: el uruguayo Cabrera, que sabe desde el final de la pasada campaña su condición de transferible y por el que el club está buscando compradores hace varias semanas. El charrúa descartó ya en su momento la posibilidad de volver al fútbol americano, en concreto a la liga de México. Leandro Cabrera es el único superviviente de todos los zagueros centrales que concluyeron el año en el Real Zaragoza tras la marcha de Vallejo, Guitián y Rubén.

Etiquetas
Comentarios