Real Zaragoza
Suscríbete

¿Trueque Diamanka-Linares entre el Real Zaragoza y el Oviedo?

El medio senegalés interesa a los astures, donde Martín González va a ser secretario técnico, y el ariete de Fuentes de Ebro podría regresar a casa 10 años después.

¿Trueque Diamanka-Linares entre el Real Zaragoza y el Oviedo?
¿Trueque Diamanka-Linares entre el Real Zaragoza y el Oviedo?
HA

Entre Zaragoza y Oviedo los canales de comunicación están calientes en las últimas horas. Al Real Oviedo parece interesarle Pape Diamanka, centrocampista del cuadro zaragocista que tiene contrato en vigor hasta 2018. Y en el plan de regeneración del vestuario aragonés, la figura del delantero centro carbayón Miguel Linares, aragonés de Fuentes de Ebro, cuadraría a la perfección con el fin que los dirigentes zaragocistas persiguen de cara a la nueva composición de la plantilla. Este doble interés, de germinar en las próximas horas, puede estar gestando una operación que gire alrededor de un trueque o algo semejante. Sería cuestión de encontrar la fórmula para que Diamanka acabara vistiendo de azul y Linares regresara al Zaragoza diez años después de su salida del filial (nunca llegó a debutar con el primer equipo).

Que Diamanka interese al Oviedo no es nuevo. Ya estuvo cerca de fichar al africano cuando éste militaba en el Sestao de Segunda B y era rival de categoría de los astures. Pero se cruzó el Leganés, recién ascendido a Segunda División, Diamanka optó lógicamente por el equipo de mayor categoría y dio calabazas a los del Carlos Tartiere. Ahora, la inminente llegada de Ángel Martín González a la secretaría técnica de los ovetenses tras haber sido despedido del Real Zaragoza en diciembre, también es un factor importante para que esto pueda salir adelante. El exejecutivo osasunista fue el mentor de la llegada de Pape Diamanka al Real Zaragoza el verano pasado. Lo tenía atado incluso antes de que acabase la anterior liga. Así que, ante la conjunción de gustos y pareceres que se puede estar dando en Oviedo en torno a este futbolista, es razonable que un destino lógico para Diamanka pueda ser en un futuro próximo el conjunto azulón. 

¿De qué manera podría cimentarse esta operación de tomar cuerpo? Con el senegalés atado por el Zaragoza por dos temporadas más, la lógica del fútbol llevaría a hablar de un precio de traspaso. Pero esta fórmula no se utiliza últimamente entre equipos de la Segunda División, donde el 99 por ciento de los movimientos que se hacen con futbolistas libres. El estricto control financiero de la LFP limita al máximo cualquier alegría en el apartado económico y la inmensa mayoría de los movimientos no acarrean pagos en concepto de fichaje o cesión, como sucedía antaño. Es decir, pensar que el Oviedo va a pagar un traspaso por Diamanka es prácticamente un imposible.

Ahí asoma la figura de Linares. El ariete de Fuentes, figura referencial en el club ovetense tras sus goles masivos y decisivos en el ascenso de Segunda B a Segunda de los carbayones hace dos campañas, puede quedar desplazado de inmediato en el elenco de puntas que Fernando Hierro, el nuevo entrenador, quiere montar para el curso venidero. Con el veterano Toché fijo (ha sido el tercer máximo anotador de Segunda este año), Hierro ha puesto en marcha el radar para fichar un '9' de referencia del mayor nivel posible. Quiere un goleador de peso específico. De este modo, ni siquiera Koné tiene asegurada su presencia en la nueva plantilla astur. Linares, que tiene contrato vigente, también tiene su futuro y su rol en el renovado equipo todavía en el aire.

Miguel Linares tiene 33 años. Cumplirá los 34 a finales de septiembre. Canterano zaragocista, jugó en el filial, el Zaragoza B, en la temporada 2004-05 en Segunda B (27 partidos, con 2 goles en su haber). Pero no vio salida hacia la primera plantilla y decidió buscarse la vida desde resortes que auguraban escaso éxito: pasó por el Huesca, Barbastro, Alcoyano, todos en Segunda B, hasta que se fijó en él el Salamanca de Segunda. En 2009 logró entrar en el reparto del fútbol profesional a base de tesón, trabajo y goles, muchos goles. Los que siempre marcó como delantero centro ágil, veloz y con olfato innato. De El Helmántico saltó al Elche, donde dio lo mejor de sí durante tres campañas. Otro año más en el Recreativo de Huelva le dio paso rumbo al Oviedo. Y ahí se halla, diez años más tarde de haber dejado su casa y sus raíces.

Ahora, en el proceso de 'aragonesización' que Juliá ha emprendido en la caseta del Real Zaragoza, el nombre de Miguel Linares ha aparecido sobre la mesa. En los nuevos despachos de la cantera zaragocista conocen a la perfección a Linares. No necesita más avales. Si, además, surge alguna maniobra, como esta que Diamanka puede propiciar, que acerque al fuentero de nuevo a Zaragoza, quizá estemos ante un nuevo posible retorno a casa de otro viejo zaragocista en el exilio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión