Despliega el menú
Real Zaragoza

El perfil del entrenador y del equipo va a cambiar de raíz

Juliá advierte de que en el nuevo Real Zaragoza va a primar el carácter, el espíritu competitivo y el perfil de la Segunda División, no el juego plástico.

Narciso Juliá, en un pasaje de su larga rueda de prensa de este miércoles.
Narciso Juliá, en un pasaje de su larga rueda de prensa de este miércoles.
Oliver Duch

En la cuarta temporada del Real Zaragoza en Segunda División, la próxima, el criterio futbolístico para construir la plantilla va a mutar en los despachos del club. Ya no va a girar, como hasta ahora, sobre la idea del buen paladar histórico del público de La Romareda, del fútbol plástico y de un equipo bonito de ver. La experiencia vivida por el equipo aragonés en los últimos años invita a dar un giro copernicano a esa premisa. El ascenso en los últimos años de equipos como el Alavés o el Leganés de este año, el Eibar o el Dépor de hace dos campañas, sirven de nuevo ejemplo para armar el Real Zaragoza del futuro inmediato.

“Sí, lo vamos a tener en cuenta todo esto. Hay que hacer un 'reset' en algunas cosas. Hay que hacer un equipo competitivo para la categoría. A lo mejor hay que matizar algunas de las cosas que veníamos diciendo, sin renunciar a lo que en un futuro pensemos o queremos. Pero hay que hacer una adaptación a la categoría”, ha reconocido Narciso Juliá, el director deportivo del Real Zaragoza en un claro primer mandamiento que debe diseñar el rostro aguerrido de la plantilla del año que viene.

El ejecutivo gerundense ha insistido en su intención de montar un plantel lleno de jugadores con carácter, garra y personalidad, aunque este plan colisione con la calidad o el buen fútbol que la tradición suele requerir cada verano a las secretarías técnicas del club. “Quien venga aquí debe saber jugar con la presión. En Zaragoza no es la misma que en otras ciudades u otros equipos que juegan sin esa presión que hay en La Romareda. Aquí hay que saber jugar con lo que somos y con lo que representamos. No digo que sea más fácil subir con el Leganés o con el Eibar, pero cuando no hay esa presión, los elementos que rodean a los jugadores y al entrenador hacen que sea más fácil afrontar el día a día y los partidos”, indica Juliá.

El director deportivo ha lanzado en este sentido dos mensajes contundentes. Uno, para la afición. Otro, para los futbolistas que van a reconstruir el vestuario en las próximas “Si queremos subir y ser como el Leganés, todos, y digo todos, también nos tenemos que comportar como el Leganés. Lo que no podemos es jugar a las dos cosas: a jugar como el Leganés y ser un club con máxima presión. Y los jugadores que vengan han de saber conjugar todo esto. Y, sobre todo, estar comprometidos con el fútbol, no pensar en otras cuestiones”, ha espetado.

La primera operación de fichaje que debe consumar Juliá es la del nuevo entrenador que releve al fracasado Carreras. “Manejamos una lista, de la que hemos hecho una selección. Y ahora vamos a afrontar los contactos. Ya hemos hecho gestiones sobre esto”, dice el catalán.

“Las cualidades que vamos a pedir al entrenador son las mismas que las que para los jugadores. Ha de tener compromiso, capacidad, saber a dónde viene, porque este es un club muy grande, muy potente, algo que requiere cierta personalidad en la gestión del vestuario y del día a día del entorno. Va a ser alguien que conozca bien la categoría, que tenga experiencia en este ámbito y nos ayude a conformar un grupo competitivo”, ha adelantado sobre la figura del nuevo técnico, aún sin nombre.

“Corre prisa, hay que empezar a tomar decisiones. Pero tampoco hay precipitarse y pensar que si no lo tenemos aquí en cuatro días esto es un desastre. Yo confío en que a lo largo de los próximos días todo evolucione positivamente. Corre prisa porque hay que empezar a definir el equipo, tomar decisiones, y a mí me gustaría contar con su opinión, aunque yo tenga las ideas muy claras al respecto. Evidentemente, conozco mucho mejor nuestra plantilla yo que el nuevo entrenador. Pero él también va a participar y, cuanto antes venga, antes nos podremos poner a trabajar”, han concluido Juliá. La idea es que, antes del fin de semana, el nombre del nuevo técnico sea firme.

Etiquetas
Comentarios