Despliega el menú
Real Zaragoza

Lanzarote sigue al margen

No se entrena con el grupo por segundo día seguido para prevenir cualquier sobrecarga física. Hinestroza continúa con su protección en una rodilla

Nada ha cambiado del miércoles al jueves. Manu Lanzarote encadena dos entrenamientos al margen del grupo, a solas y en el gimnasio junto a los fisioterapeutas. El zurdo catalán siente molestias físicas desde la conclusión del partido de Soria y, ante el saturado calendario que se presenta en el crucial epílogo de la liga -cuatro partidos en dos semanas, los tres primeros en siete días-, médicos, técnicos y recuperadores han establecido un plan personalizado de trabajo tendente a evitar la fatiga muscular y, sobre todo, a garantizar que Lanzarote estará en condiciones de rendir a alto nivel en la mayor parte de los duelos que restan hasta el 5 de junio.

El otro jugador titular que en las últimas horas ha generado temores por el dolor que le causa la rodilla izquierda, Freddy Hinestroza, ha vuelto a aparecer sobre el campo de la Ciudad Deportiva de nuevo con un aparatoso doble vendaje sobre la articulación de esa pierna. El colombiano trabaja sin apenas mermas, pero lo hace con unas cintas estabilizadoras y protectoras en la rodilla que llaman la atención. Durante la temporada, Hinestroza ha sufrido diversos problemas físicos de todo tipo que han derivado en numerosas sustituciones antes de tiempo. Su fuerte no está en la resistencia. Por ello, también se le está mimando -como a Lanzarote- para evitar percances más serios. Ambos son los únicos extremos puros que están aptos en estos momentos una vez se confirmó la rotura muscular de Pedro hace dos semanas.

El paso de las horas, con la llegada ya del fin de semana, debe significar la puesta a punto definitiva tanto de Lanzarote como de Hinestroza para acometer lo más próximos al cien por cien el decisivo partido del domingo en La Romareda ante el Gimnástic de Tarragona (12.00).

Etiquetas
Comentarios