Real Zaragoza

Rico se prueba

Después de cuatro días al margen, el lateral evalúa el estado de su tobillo lesionado y se entrena de nuevo con el equipo

Lunes, martes, miércoles, jueves... tras cuatro días de sumo cuidado sobre el esguince y la contusión que sufre Diego Rico en el tobillo izquierdo a raíz de la entrada de Oier en la primera jugada del último partido en Pamplona, el lateral zurdo ha vuelto hoy viernes a entrenarse con el resto del equipo. Tal y como esta pautado por los médicos y fisioterapeutas, es el momento de evaluar la evolución de la articulación dañada, a solo 48 horas del siguiente choque, en La Romareda ante el Lugo. 

Rico ha invertido horas y trabajo personalizado en las últimas cuatro fechas con la vista puesta en llegar a tiempo de ser alineado por Lluís Carreras ante los lucenses en un partido -otro más- crucial para el Real Zaragoza. La previsible baja de Cabrera, expulsado en El Sadar y al que, por ahora, los comités no han retirado ninguna de las dos tarjetas amarillas que el club aragonés ha recurrido, hace aún más importante la presencia de Rico en el lateral zurdo de la defensa zaragocista dentro de dos días.

Un dato que apuntala en optimismo de Carreras, tal y como han transcurrido las últimas horas respecto de la lesión de Rico, es que en el entrenamiento de este viernes no ha solicitado la presencia de los laterales del filial, Delmás y Lasure, que sí habían trabajado con el primer equipo desde el lunes.

Tras el ensayo de hoy y la sesión táctica de mañana sábado en La Romareda, Rico manifestará cómo está el tobillo izquierdo dañado en Pamplona y Carreras decidirá su inclusión en la citación y, por supuesto, su inclusión en el once inicial ante el Lugo.

Etiquetas
Comentarios