Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Las claves del partido

La presión del Osasuna, el gol de Lanzarote o la actuación del colegiado han marcado el partido.

Empate entre el Osasuna y el Real Zaragoza en Pamplona
Empate entre el Osasuna y el Real Zaragoza en Pamplona
Arkaitz Zudaire/Diario de Navarra

El partido entre el Osasuna y el Real Zaragoza ha estado marcado por la intensidad de ambos equipos sobre el campo. El duelo, abierto hasta el final, se lo ha llevado a su terreno el conjunto navarro, que también se ha encontrado con la colaboración de un colegiado casero y permisivo con sus faltas. El Real Zaragoza, que se ha adelantado cuando más lo necesitaba, no ha sabido mantener su ventaja, aunque sí se ha cerrado bien en el tramo final para proteger el punto. Éstas han sido algunas de las claves del partido. 


1. La presión del Osasuna


El Osasuna ha salido con mucha intensidad y, pese a que durante los primeros minutos el Real Zaragoza ha logrado combinar y llegar a la portería contraria, la presión de los navarros ha acabado ahogando la salida del balón zaragocista, ha anulado a los hombres de la medular y ha provocado numerosos fallos de los blanquillos cuando intentaban controlar el balón. Alguno de Culio y Guitián incluso le ha podido salir caro al conjunto de Carreras. 



2. El gol de Lanzarote


Cuando el Osasuna más estaba encerrando al Real Zaragoza y se acercaba a la portería de Manu Herrera, un casi desaparecido Manu Lanzarote se ha sacado un conejo de la chistera para adelantar al conjunto aragonés. El extremo ha recibido un buen balón de Culio y ha sorprendido a todo el mundo con una brillante vaselina que ha superado de forma impecable a Nauzet. Por si había alguna duda, tras el partido ha confirmado que su intención era disparar a puerta, y no centrar.



3. La respuesta del rival


El gol al filo del descanso del Real Zaragoza prometía cambiar el partido, pero hasta el comienzo de la segunda parte la gran incógnita era hacia que lado se inclinaría el duelo. La respuesta ha llegado rápido, ya que el equipo de Martín Monreal ha tardado pocos minutos en marcar el gol del empate, tras el que ya se ha lanzado a por la victoria. Tras el partido, Carreras ha reconocido que le había enfadado que el gol hubiera llegado a balón parado.



4. La actuación del colegiado


La actuación del árbitro, Eiriz Mata, tampoco ha ayudado al Real Zaragoza. El colegiado ha sido demasiado permisivo con el juego del conjunto navarro, que en muchas acciones ha jugado al límite. Los blanquillos han acabado el duelo con tres jugadores amonestados y uno expulsado, mientras que el Osasuna se ha llevado solo dos amarillas pese a que jugadores como Oier han reincidido en numerosas ocasiones. 



5. Manu Herrera


El portero del Real Zaragoza, que llevaba dos partidos con la portería a cero, ha vuelto a firmar -pese al gol- una buena actuación. Manu Herrera ha recibido alguna crítica por el tanto osasunista, en el que se ha quedado clavado en la portería, pero ha salvado dos ocasiones clarísimas del conjunto navarro. En la primera, el guardameta ha desarticulado un mano a mano ante Otegui tras un fallo grave de Guitián, mientras que en la segunda parte, con el 1-1 en el marcador, ha sacado con el pie un disparo de Pucko, que también se había quedado solo delante del portero.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión