Real Zaragoza
Suscríbete

Diamanka apura sus opciones

El jugador tocó ayer el balón en solitario, y hoy se probará con más intensidad con sus compañeros. Su presencia en el encuentro del domingo ante el Real Valladolid no es segura, pero sí posible.

Ranko Popovic y Pape Diamanka sonríen en una imagen de archivo.
Ranko Popovic y Pape Diamanka sonríen en una imagen de archivo.
elena muñoz

No solo no está descartado, sino que ya toca balón. Las probabilidades de que Pape Diamanka active el centro del campo del Real Zaragoza ante el Valladolid crecen conforme se aproxima la fecha del careo, fijado para el mediodía domingo. Ayer, aunque volvió a ejercitarse al margen del grupo, ya cambió las zapatillas de carrera por las botas de tacos para golpear la pelota.

Hoy se volverá a calzar las botas, pero no exclusivamente en circuitos individuales, como ayer, sino junto al resto del plantel. Además de la sesión de hoy a puerta cerrada en La Romareda, mañana se probará definitivamente en la última jornada de trabajo antes del encuentro del domingo ante los pucelanos. Restan 48 horas para la partido, pero el optimismo del cuerpo técnico zaragocista respecto a la lesión de Diamanka es evidente.

La pierna izquierda de Diamanka ya le duele menos a todo el zaragocismo. El senegalés tuvo que retirarse el pasado sábado en los minutos finales del choque disputado en Palma de Mallorca. La resonancia magnética nuclear que le fue practicada el pasado martes diagnosticó que el ‘todocampista’ sufría una elongación del territorio del bíceps femoral izquierdo. La dolencia no era motivo de rotura muscular, pero la tensión sí era próxima al desgarro: Diamanka tenía que parar. Su presencia ante el Real Valladolid estaba casi descartada hace apenas dos días.

Pero la evolución paulatina de la semana y de la dolencia de Diamanka invitan al optimismo. El miércoles calzaba zapatillas. El gesto de atarse las botas ayer ya supuso un sensible avance, mucho más considerando que fue capaz de golpear la pelota. En la sesión a puerta cerrada de hoy se le realizará una auditoria más exigente. Aunque Ranko Popovic ya ha estudiado alternativas a la ausencia de Pape Diamanka (Aria Hasegawa constituye la más sólida opción para el técnico serbio), su presencia todavía es posible. La decisión final se adoptará mañana tras la última sesión de trabajo antes del choque.

Pese a que apenas contó en las primeras jornadas ligueras, el aporte de Diamanka ha sido determinante en el crecimiento del conjunto zaragocista en las últimas jornadas. Su influencia en el juego ha sido progresiva. Pape le ha metido sangre brava al centro del campo aragonés. Su estilo es discutible; su capacidad competitiva, no.

Sin la solidez estructural que aportaba Wilk, y sin la amplitud y profundidad con que Jaime dotaba al fútbol del Real Zaragoza, Diamanka es fundamental en el equipo del león rampante. Mucho más considerando que el domingo, además de los lesionados de larga duración, el técnico no podrá contar con los internacionales Bono y Vallejo. Por eso es más importante que nunca Diamanka. Por eso lo esperará Popovic hasta el final para incluirlo en el once inicial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión