Despliega el menú
Real Zaragoza

A vueltas con las bajas y con el esquema

Popovic encara el trascendental encuentro de Leganés con las bajas confirmadas de Fernández y Borja, y con Jaime, Álamo y Basha en duda.

Desplazamiento masivo de zaragocistas a Getafe, en la campaña 2011/12
Desplazamiento masivo de zaragocistas a Getafe, en la campaña 2011/12
O. Duch

El 17 de mayo, en Montilivi y ante el Gerona, fue la última vez que Ranko Popovic acopló sus futbolistas a un nuevo esquema y no viceversa. La única baja de Cabrera, hasta entonces inamovible en el lateral izquierdo, pudo haber sido solventada con la simple inclusión de Rico, pero el técnico serbio tomó la decisión de aprovechar la profundidad de éste último y Fernández como carrileros, y reforzar la zona trasera con tres centrales (Vallejo, Mario y Rubén).

El experimento salió bien desde el punto de vista práctico y el equipo cosechó un valioso empate, ganando enteros para ocasiones futuras. Sin embargo, las sanciones de Pedro y Vallejo, unidas a la lesión sufrida por Jaime, iban a dar comienzo a una rueda de contratiempos que aún perdura. 

Siete días después, sin cuatro de sus piezas más importantes (Cabrera, Vallejo, Pedro y Jaime) Popovic se veía obligado a confeccionar un once de circunstancias ante el Mirandés, volviendo a la defensa habitual de cuatro hombres y sin obtener el resultado esperado. El equipo salía derrotado de La Romareda por 0-1, dejando pasar una oportunidad de oro hacia la promoción. 

Las bajas seguirían haciéndose notar en el desplazamiento al José Zorrilla de Valladolid. Jaime continuaba sin superar una 

elongación en el bíceps femoral derecho y con Cabrera todavía al margen del grupo, Popovic decidía reimplantar la defensa de cinco, con los mismos nombres que ante el Gerona. El resultado fue mejor de lo esperado y, merced a una remontada de infarto, los maños regresaron de Pucela con tres puntos vitales para sus aspiraciones, aunque pagando el más caro de los peajes. Su estilete ofensivo, Borja Bastón, sufría una rotura fibrilar en el bíceps femoral del muslo izquierdo. Basha, por su parte, se retiraba con un esguince en el ligamento de la rodilla y, por si fuera poco, Javi Álamo y Jaime acusaban problemas musculares en los entrenamientos de la semana.

Con todo listo para sellar la promoción, el pasado domingo, Popovic afrontaba el trascendental duelo ante Las Palmas sin los últimos futbolistas en caer y sin Vallejo, convocado con la Selección española Sub-19. Con la experiencia de la derrota ante el Mirandés en la última ausencia del central canterano, el míster, a pesar de jugar ante su afición y de necesitar la victoria, quiso mantener el 5-2-2-1 para frenar el potencial ofensivo del rival. La propuesta no salió bien y los blanquillos cayeron derrotados sin paliativos, dejando para la última jornada las aspiraciones de 'play off'.

En la final de Leganés, Fernández, por sanción, y Borja, quien continúa recuperándose de su lesión, son bajas confirmadas. La duda es saber si Basha, Jaime y Javi Álamo podrán ser de la partida. Quien más complicado lo tiene es el primero de ellos, después de que este jueves abandonase el entrenamiento al resentirse de sus problemas en la rodilla. Los otros dos, con afecciones musculares, quedan pendientes de su evolución en las próximas horas. De su participación dependerá en buena medida el sistema a escoger en esta ocasión por Popovic. 

En el último entrenamiento, en ausencia de Vallejo, quien regresó este mismo jueves de Georgia de su convocatoria con la Selección española Sub-19, Popovic ensayó con Cabrera e Insa en el lateral derecho, pero todo hace indicar que será el joven internacional quien terminé por actuar en dicha posición en Butarque, para suplir la ausencia de Fernández.

De esta forma, lo más fácil es que, nuevamente condicionado por la disponibilidad del plantel, el preparador balcánico vuelva a confiar en la defensa de cuatro hombres que le acompañó durante el grueso de la campaña. Vallejo no tiene la profundidad que se le requiere a un carrilero y la necesidad de ir a por los tres puntos se antoja decisiva en la confección de un once indispensablemente ambicioso. 

Por delante de la defensa -a priori integrada por el propio Vallejo, en compañía de Mario, Rubén y Rico- Dorca tiene un puesto asegurado y la duda es saber quién le acompañará en el doble pivote. Parece complicado que Basha llegue a tiempo, por lo que Insa y Ruiz de Galarreta se postulan como las principales opciones, teniendo este último más papeletas de entrar en la mediapunta. En banda, con Jaime y Javi Álamo entre algodones, Eldin y Pedro son indiscutibles y la punta de lanza queda reservada a Willian José. 

La sesión de este viernes se antoja decisiva para conocer la evolución de un plantel que, en su semana más decisiva, continúa a vueltas con las bajas, y las intenciones de un técnico que ya no recuerda cómo es el 'bendito' problema de poder escoger sin condicionantes.

Etiquetas