Despliega el menú
Real Zaragoza

Poyet: "El gol de Nayim es algo que nunca más se volverá a ver en una final europea"

El exjugador uruguayo del Real Zaragoza recuerda cómo vivió la final, la victoria y las celebraciones.

Poyet, en su época como jugador del Real Zaragoza
Poyet, en su época como jugador del Real Zaragoza
Archivo

El exjugador del Real Zaragoza Gustavo Poyet ha vivido casi todo lo que se puede vivir en el mundo del fútbol. Fracasos y triunfos, buenos y malos momentos, en el campo, como jugador, y en el banquillo, como entrenador… Pero si después de tantos años hay un día grabado en su memoria, hay que buscar en el calendario aquel 10 de mayo de 1995. "Me vienen a la cabeza muchas imágenes. Una, la más vergonzosa, a mí llorando. Pero sobre todo las celebraciones. En ese momento es cuando nos dimos cuenta de que habíamos ganado una competición europea, algo que al principio de la temporada ni se nos pasaba por la cabeza", asegura el uruguayo.

Dos décadas después, Poyet sigue recordando ese día como uno de los más mágicos de su carrera. "Nos hace sentir viejos. Pero bueno, te demuestra que la gente todavía lo sigue viviendo. Yo creo que nosotros no nos dimos cuenta en ese momento de lo que habíamos logrado, y teníamos que ser humildes porque no sabíamos si dos o tres años después el Real Zaragoza iba a ganar más títulos europeos. Pero cuando han pasado 20 años y no se ha vuelto a lograr lo hace más importante, quién sabe si volverá a ocurrir. Si hasta desapareció La Recopa...", asegura.

Pero esa noche, esa temporada y ese equipo se pueden resumir, prácticamente, en unos segundos. Los que tardó en caer del cielo el balón golpeado por Nayim hacia la portería de Seaman. "De ese momento recuerdo dos cosas. Una, la celebración increíble. Dos, que me salvó. Si yo tenía que tirar uno de los penaltis… Me salvó de un lío bárbaro. Nosotros no teníamos muchos especialistas. El tirados número uno era Santi Aragón, uno pensaba que después de él podían tirar Juan (Esnáider) o Pardeza, porque Paquete no estaba en el campo. Así que alguno que no tirábamos nunca hubiéramos tenido que tirar. Me salvó y se lo agradezco infinitamente", reconoce Poyet.

Aquella genialidad de Nayim tuvo su parte de genialidad e improvisación, pero también de inteligencia y premeditación. "Lo habíamos hablado, porque Nayim nos había dicho a Santi (Aragón) y a mí que Seaman jugaba fuera de su arco. Santi lo había intentado en el primer tiempo, así que era una opción. Ahora, en el último segundo del último minuto del tiempo extra era difícil de imaginar... Nayim. Sigo creyendo que detrás de ese arco, en el Parque de los Príncipes, tendrían que haber puesto una plaqueta recordando el gol de Nayim, porque es algo que nunca más se volverá a ver en una final europea", recuerda el exfutbolista y ahora entrenador uruguayo.

Y es que, el gol de Nayim es algo único que vivirá para siempre en Youtube y en el corazón de los zaragocistas. Y no solo de los zaragocistas, sino de todos los españoles que aquel día apoyaban al Real Zaragoza. E incluso tiene sus incondicionales fuera de nuestras fronteras: "Es un gol famoso en todo el mundo. Además es un canto muy famoso de los aficionados del Tottenham al Arsenal, que es su gran rival. Le cantaban: ‘Desde el medio del campo, Nayim’. Eso va a quedar para siempre, sobre todo con Nayim habiendo jugado para el Tottenham”.

Etiquetas