Real Zaragoza

Hacienda exige más de 25 millones al Real Zaragoza

La Agencia Tributaria reclama al club en vía de apremio, con intereses y un recargo del 20%, los 18,5 millones de euros de deuda histórica que vencieron el 5 de septiembre.

Hacienda exige más de 25 millones al Real Zaragoza
Guillermo Mestre

La nueva propiedad del Real Zaragoza tiene el firme ánimo de hacer frente a la deuda histórica que arrastra el club con la Hacienda Pública, como siempre ha manifestado en este sentido; pero no puede llevar adelante sus propósitos de pago en los plazos que le está exigiendo la Administración Tributaria, con un desembolso inmediato de 18,5 millones de euros, cantidad a la que ayer se sumó un recargo del 20%; es decir, otros 3,7 millones de euros. Además, también han corrido intereses por valor de 3,5 millones de euros.

La comunicación de la referida obligación de pago en vía de apremio que efectuó la Agencia Tributaria a la sociedad anónima deportiva aragonesa en la mañana de ayer encendió las alarmas entre los patronos de la Fundación Zaragoza 2032, máxima accionista del club desde el pasado 24 de julio. Esta posición por parte de Hacienda sitúa al club al borde de la liquidación de la sociedad, según señalaron anoche varios miembros de la Fundación.

A un desembolso tan importante, de 25 millones de euros en términos redondos, no se puede hacer frente en un solo acto de pago y con carácter de inmediatez. De acuerdo con el criterio de los patronos consultados por este periódico, el único mecanismo posible para el Real Zaragoza para saldar esta elevada deuda pasa por llegar a algún tipo de acuerdo con Hacienda (a un convenio singular), tal y como se ha hecho con la mayor parte de los clubes que conforman el fútbol profesional español: Deportivo de La Coruña, Osasuna, Real Sociedad, Valladolid, Málaga, Betis o Espanyol, por citar algunos ejemplos.

A este respecto, el Real Zaragoza subraya que únicamente solicita un trato similar al que están recibiendo el resto de entidades deportivas, sin incurrir en situaciones de excepción o de privilegio. La comunicación del mencionado apremio se produce, por otra parte, en medio de una compleja negociación entre el Real Zaragoza y la Hacienda Pública, que hasta la semana pasada no abrió un resquicio por el que acaso se pueda llegar a un punto de encuentro.

En la última reunión celebrada entre las partes, que tuvo lugar en Madrid, en la sede del Ministerio de Hacienda, los más altos funcionarios del servicio de recaudación solicitaron al Real Zaragoza la redacción de un plan de viabilidad del club y un calendario de pagos de la denominada deuda histórica, materia sobre la que ha estado trabajando el Consejo de Administración del Real Zaragoza durante todo el pasado fin de semana.

Según señalan las líneas maestras del estudio, los ajustes económicos que se han abordado y las expectativas razonables de ingresos que se tienen para la presente temporada pueden dar al final de campaña unas cuentas de explotación cerradas en números negros, con beneficios contables. Si el Real Zaragoza subiera a Primera División, sus cuentas de resultados podrían experimentar una mejoría mayor, con un incremento de beneficios.

Dentro de estas previsiones, el club propone a la Hacienda Pública efectuar pagos de 1 millón de euros de la deuda histórica mientras se encuentre en Segunda División, como sucede en la actualidad, y de 3 millones en los ejercicios en los que el equipo compita en Primera División, donde el club aragonés cuenta con unos derechos de televisión valorados en alrededor de 25 millones de euros por temporada.

Estos planes económicos en los que trabaja la Fundación Zaragoza 2032 para hacer frente a todas y cada una las obligaciones de pago que tiene la entidad (Hacienda, Seguridad Social, acreedores concursales, nóminas de jugadores, salarios del personal no deportivo, acreedores ordinarios...) carecen de viabilidad si la Administración Tributaria no abre la llave.

A juicio de los patronos de la Fundación y del equipo de abogados que está trabajando en esta materia, el hecho de abocar al Real Zaragoza al camino de la liquidación carece de buena lógica, habida cuenta de que en un proceso de esta naturaleza, de liquidación de activos de la sociedad anónima deportiva, casi nadie, o nadie, podría cobrar algún dinero. ¿Cuánto vale el club en esa situación?, se preguntan. La respuesta, que es conocida por los aficionados, sale sola. Por el contrario, si el Real Zaragoza firma un convenio singular con Hacienda se pueden abrir las puertas a un futuro en el que se vayan saldando las deudas paso a paso, dentro de unos planes financieros que sean soportables. Entre tanto, la entidad piensa solicitar la suspensión de la ejecutividad del apremio. 

Etiquetas