Real Zaragoza

Víctor apuesta por Muñoz

El técnico medita dar continuidad al canterano en el equipo titular

Víctor apuesta por Muñoz
José Miguel Marco

Víctor Muñoz insiste en David Muñoz. El técnico del Real Zaragoza, según se desprende de la sesión preparatoria de ayer, mantiene su apuesta en el  canterano, quien de nuevo apunta a la titularidad, el próximo domingo, en el partido ante el Barcelona B. A la hora de otorgar responsabilidades, al entrenador no le importa el carnet de identidad. La ascensión desde el equipo juvenil de Alberto Zapater,  en el verano de 2003, así como la irrupción de Jesús Vallejo esta misma temporada, refuerzan la convicción del técnico zaragocista en los jóvenes valores de la cantera. De momento, Víctor mantiene su postura con respecto a Vallejo y Muñoz.   

En el entrenamiento de ayer, el preparador zaragozano alineó a su teórico once titular para el partido contra el Barcelona, y los dos futbolistas, recién finalizada su etapa juvenil, de nuevo tuvieron un especial protagonismo en el ensayo. De hecho, Víctor probó inicialmente con el mismo equipo que se enfrentó a Osasuna el pasado sábado, por lo que no se esperan cambios de envergadura para el choque ante los catalanes.  Por su solidez atrás, su disciplina táctica y su capacidad para anticiparse al adversario, la continuidad de Vallejo en el equipo inicial no supone ninguna extrañeza. 

Sin embargo, Muñoz también ha sabido ganarse la confianza del técnico, a pesar de las nuevas contrataciones que ha acometido el club en la zona ofensiva. El canterano, aun con las carencias lógicas de su inexperiencia, ofrece un gran bagaje competitivo, especialmente por su sacrificio en el campo, del que se beneficia todo el grupo. Ese es, precisamente, uno de los aspectos que más valora el técnico zaragocista: la primacía del colectivo por encima de las individualidades. El cometido de Muñoz es sumar, aportar, contribuir al triunfo desde un papel secundario. Una tarea ingrata, oscura y desagradecida, pero de una gran importancia para el grupo. El canterano derrocha compromiso, trabaja incansablemente, se aplica con una intensidad máxima en cada una de sus acciones. En defensa, se incorpora al mediocampo para ayudar en las tareas de contención y da un importante equilibrio a la línea medular. 

En su demarcación, Víctor cuenta ahora con muchas más alternativas, sobre todo con las llegadas de Eldin Hadzic y de Willian José, ambos con experiencia en la categoría de plata. Mientras, el recorrido de Muñoz en el fútbol profesional se reduce a sólo dos partidos. Pero el canterano, de momento, sobrevive a los nuevos fichajes; Víctor está encantado con él.       

Etiquetas