Despliega el menú
Real Zaragoza

"Los socios del Real Zaragoza son las personas por las que merece la pena seguir luchando"

El exguardameta del Real Zaragoza Andoni Cedrún ha respondido a los lectores de Heraldo.es.

Andoni Cedrún en la redacción de Heraldo.es
Andoni Cedrún en la redacción de Heraldo.es

-Soy Enrique Poza, socio número 6.284 del Real Zaragoza desde el 90 y seguidor en La Romareda y fuera de ella desde el 76. Y no tengo preguntas para ti, porque me las has contestado todas... con tus paradas, tus palabras y tus gestos. Sólo quiero decirte que si hubiera más personas como tú, éste mundo no estaría como está...

-Enrique, quiero agradecerte tus palabras. Yo siempre tengo un enorme respeto a los socios que están en este momento tan complicado en el Real Zaragoza -entre los que me incluyo-, por los que creo que merece la pena seguir luchando. Que sigas queriendo al Real Zaragoza por encima de las personas que lo puedan dirigir. Los socios tienen el mérito de seguir adelante a pesar de las zancadillas que sufren y el poco tacto con el que a veces se les trata desde el club.

-Eres mi ídolo, eres la bandera, los colores blanco y azul, la imagen de todo el Real Zaragoza. Ojalá Agapito se fuera y un tío como tu cogiera el timón maño y nos guiaras como lo hiciste en Paris. Te queremos, Cedrún. M. A.

-Yo sería muy feliz si esto llegara a cambiar. Si personas coherentes, que estoy convencido de que existen en Aragón, tomaran las riendas y el Real Zaragoza volviera a ser un gran equipo, centrado en el fútbol y creciendo paso a paso. Sin que cada día nos sacudan las noticas que dañan el sentimiento zaragocista.

-Buenos días, Andoni. Ante todo, mostrar mis respetos a tu labor bajo los palos tanto en el Bilbao como en Cádiz y en el Real Zaragoza. Me emocioné con el equipo de la Recopa, como casi todos los aragoneses, ahora bien, yo quería preguntarte: ¿firmas el empate en Miranda? Gracias, un saludo. Antonio Romeo

-Ja, ja. Ya veo que me sigues en la radio. No firmo el empate. A Miranda tenemos que ir a ganar.

-Si salieran a jugar los de la final de la Recopa de 1995, seguro que con casi 50 años aún lo hacian mejor que muchos de ahora. (Caganidos).

-Nos invade a veces la añoranza histórica de los buenos tiempos. No sólo de la Recopa, también de los Magníficos, los Zaraguayos, la época de Beenhakker… Somos historia viva porque en momentos tan duros como los de ahora, nos agarramos a un clavo ardiendo. Pero hay que tirar del carro con lo que tenemos…

-Cedrún, eres un ídolo para cualquier zaragocista que tuvo la gran suerte de verte junto a los héroes de París. Ojalá Agapito tuviera lo que hay que tener -o no esconder- y aquellos héroes que sentís los colores tomarais las riendas de nuestro Real Zaragoza. (Marco)

-La mayor tristeza que sufro desde la llegada de Agapito es la falta de respeto con la que se ha tratado a jugadores míticos de la Recopa y la forma como han salido del club. Los ha devorado; y ha pisoteado todo lo que ellos han hecho por el Real Zaragoza. El fútbol hace ídolos y cobra víctimas; lo que Agapito hace es usar el prestigio de jugadores para ir después lentamente desgastándolos y abandonarlos por el camino.

-Andoni, eres un tío grande en Zaragoza. Te queremos y estamos encantados que te hayas quedado entre nosotros (Turolense).

-Soy muy feliz aquí. Mis hijos han nacido aquí y mi vinculación profesional está asentada en Aragón. Siento que Aragón me quiere y yo quiero mucho a esta tierra: es un amor recíproco. Menos el cierzo…

-Siempre comenta como el partido más trascendental de su carrera el de la promoción frente al Murcia, en 1991. ¿Qué grado de motivación se alcanza en los minutos previos al choque? ¿Qué sintió al cumplir ese objetivo tan deseado? (Jesús)

-Después de la derrota en Cádiz, el equipo estaba muy tocado, muy derrotado, estábamos como ‘zombies’. Nos envolvía el nerviosismo, la ansiedad… Creo que el empate (0-0) en Murcia nos reforzó en un momento muy importante, clave en la historia reciente del Real Zaragoza. La vieja Condomina fue el punto de partida de lo que fue después el Real Zaragoza. En La Romareda, con el apoyo de la afición, sacamos adelante la promoción.

-Mata el gusanillo del fútbol entrenando porteros en el colegio Marianistas. ¿Le ofrece satisfacciones? (Jorge)

Muchas. Aprendo mucho de los niños, especialmente en la relación, la comunicación. Estoy muy contento porque es un mundo muy bonito. Me siento muy joven. Recuerdo mis inicios de niño. Es una gozada.

-Gracias Andoni por tu compromiso y tu dignidad vistiendo la camiseta zaragocista. Me gustaría que nos dieras nombres de los jugadores favoritos con los que has compartido vestuario, teniendo en cuenta su calidad. También otros en los que destaques la calidad humana. (Gilmar Wooter)

-Para mí, Juan Señor marcaba las diferencias; me ha transmitido la sensación de un futbolista de otro nivel. Y con él, la calidad innata de todos los componentes del equipo de la Recopa. Para ellos, el balón era el protagonista. Y en calidad humana, teniendo en cuenta que todos han sido mis compañeros, yo le debo mucho, ya desde tiempos del Cádiz, al ‘marqués’ Casajús. 

-Andoni siempre serás un símbolo e historia de nuestro Real Zaragoza. Me deprime la actual situación, pero sueño con volver a ser lo que fuimos. Por ciudad y por la historia del Real Zaragoza (Daniel G.).

-Todos los que palpan el sentimiento zaragocista desean que eso sea realidad. Vivimos en un túnel de sombras y tinieblas. Estoy convencido de que algún día veremos la luz. Pero con otro propietario y con otra gente. Con la propiedad actual, es imposible porque no hacemos más que dar bandazos. Es necesario abrir las ventanas y empezar de cero.

-Hola. ¿Por qué al Deportivo (en situación similar al Zaragoza) le permiten incorporar jugadores y a nosotros no? ¿La Federación o el señor Tebas son más permisivos con según con qué equipos? Gracias y saludos. (Antonio Romeo)

-Nosotros estamos intervenidos por la Liga de Fútbol Profesional. El Dépor, también. Nosotros, como publica HERALDO, hemos incorporado a un delantero. Y ya habíamos traído a Arzo. La pena de todo es que estos siete años han hecho que sea la LFP la que nos marque las pautas de nuestra subsistencia. Es el ejemplo de a dónde nos ha llevado la gestión de Agapito y sus cómplices.

Etiquetas