Despliega el menú
Real Zaragoza

Real Zaragoza

El partido del cambio

El equipo aragonés debe ratificar frente a la Ponferradina, en La Romareda, las positivas sensaciones transmitidas por el equipo en Mallorca.

El jugador del Real Zaragoza David Cortés, en el duelo con el Tenerife
Real Zaragoza - Tenerife_8
REAL ZARAGOZA - TENERIFE

Enmendarse. Habilitar por fin un carril hacia los puestos cabeceros, al lugar en donde el Real Zaragoza debe situarse para luchar por el ascenso. La cita de este domingo (18.15) en La Romareda vuelve a reunir ese puñado de alicientes que convierten el acontecimiento deportivo en singular. Es la ocasión de dar un golpe en la mesa, demostrar su autoridad y, al mismo tiempo, propulsarse en la clasificación; tomar de una vez la estela de los mejores.

Llega a La Romareda una Ponferradina alistada con mucha dignidad en la aristocracia de esta curiosa Segunda División. La formación leonesa le ha tomado el pulso a la categoría, en donde se desenvuelve con solvencia. Con 14 puntos, tres más que el conjunto de Paco Herrera, los de Ponferrada se aposentan en los puestos cabeceros.

Aunque el Real Zaragoza sabe quedebe fijarse en sí mismo mucho más que en su rival para encarar cada duelo. El cambio experimentado hace una semana en el estadio de Son Moix, en Mallorca, debe servir de referencia para encarar los próximos compromisos. Es la estela a la que se aferra el cuadro blanquillo, el mensaje que la plantilla ha transmitido a lo largo de la semana.

Sabe el conjunto aragonés que va a encontrar un rival rocoso y sólido; que no va a ser lo mismo jugar en casa, en donde el rival se encierra atrás y tiene la obligación de abrir la lata, de desmantelar el sistema de contención. Pero a este Real Zaragoza se le exigen ya argumentos, armas para saber actuar.

Mallorca ha de servir de ejemplo y punto de inflexión. El equipo ha de empezar a funcionar; puede refugiarse en la clase de algunos jugadores a los que les estaba costando aparecer; sobre todo, Barkero. Con él en marcha, la zona de ataque impone un muy serio respeto: Montañés y Víctor en bandas, y Henríquez en punta. El chileno está emparejado con el gol y el equipo debe aprovechar una racha que el ariete lleva en la sangre. El gol forma parte claramente de su ADN. 

La semana ha estado marcada por la incertidumbre en la zona defensiva. Álvaro había visto la quinta amarilla en Son Moix -que el club no quiso recurrir- y el técnico tenía que estar pendiente de la evolución de Víctor Laguardia. El canterano, finalmente, se ha recuperado y está a disposición del técnico. En principio, debe ser el compañero de Javier Paredes en el centro de la defensa.

Herrera ha dejado fuera de la lista a Diego Rico, una vez confirmada -tras el recurso a Apelación- la presencia de Abraham Minero. El exazulgrana tomará la banda izquierda, previsiblemente con Cortés -en gran estado de forma- por el otro flanco. Por delante, el dúo argentino de Paglialunga y Acevedo para la labor de contención y creación del juego del cuadro blanquillo.  

Recuperar La Romareda, hacerle un fortín; dar una satisfacción a los aficionados; transmitir esa autoridad que el equipo demostró en Son Moix, son argumentos que completan la necesidad de un triunfo esta tarde, en el estadio municipal.

Alineaciones probables:

Real Zaragoza: Leo Franco; Cortés, Laguardia, Paredes, Abraham; Paglialunga, Acevedo; Barkero, Víctor Rodríguez, Montañés; y Henríquez.

Ponferradina: Santamaría; Carpio, Alberto Aguilar, Samuel, Ramírez; Juande, Jonathan; Acorán, Fofo, Cristian; y Juanjo.

Arbitro: Ocón Arráiz, del C. Riojano.

Campo: La Romareda.

Hora: 18.15.

Etiquetas