Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Real Zaragoza

Tradicional ofrenda a la Virgen del Real Zaragoza

El cuadro zaragocista, encabezado por su director general García Pitarch, visitó la basílica del Pilar y, posteriormente, fue recibido en el Ayuntamiento por la alcaldesa en funciones Carmen Dueso.

Un momento de la ofrenda del Real Zaragoza a la Virgen del Pilar
Tradicional ofrenda a la Virgen del Real Zaragoza
FRANCISCO JIMÉNEZ

La pretemporada se acerca a su fin y, como todos los años, el Real Zaragoza no quiso faltar a su tradicional ofrenda a la Virgen del Pilar. Esta vez, como equipo de Segunda División. Condición que esperan cambiar al término del curso. Así lo dijo Javier Paredes, que como capitán del equipo fue el encargado de pronunciar unas palabras ante la Imagen. “No te traemos hoy ni victorias ni laureles. No levantamos trofeos ni desplegamos banderas. Pero también sabemos que somos capaces de revertir la situación, de resucitar hermosos sueños para escribir de nuevo páginas gloriosas en la historia del Real Zaragoza de nuestros amores”, espetó el defensa asturiano en su discurso protocolario. 

Posteriormente, Abraham y Leo Franco, segundos capitanes del conjunto blanquillo, fueron los encargados de colocar el ramo de flores a los pies de la patrona de la Hispanidad, que para la ocasión fue engalanada con un manto con el escudo del león rampante. La anécdota se produjo cuando el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, invitó a al presidente del club a besar la imagen. Un puesto que, tras la dimisión de Fernando Molinos, permanece vacante en la institución. La oferta fue recogida por Suso García Pitarch, director general de la entidad y comandante de la expedición. Paco Herrera, entrenador del primer equipo, y Paredes, como capitán, le secundaron.

Tras la recepción en la basílica del Pilar, el Real Zaragoza se desplazó hasta el Ayuntamiento, donde fueron recibidos por Carmen Dueso. La alcaldesa en funciones esperó que el trascurso del cuadro aragonés por la categoría de plata se trate únicamente de “un periodo de transición por un año”, para posteriormente pedir a los jugadores que “respeten los verdaderos valores de los deportistas”.

Por último fue el turno de palabra para García Pitarch, que aseguró que el objetivo del club esta campaña no es otro que el ascenso. “Venimos con el ánimo de comprometernos. No podemos traer solo la voluntad. Ojala que al final de esta temporada podamos estar aquí para ofrecer a la ciudad un ascenso que todos queremos. Desde arriba hasta abajo, todos los componentes del Real Zaragoza vamos a asumir el compromiso que nos exige esta ciudad y que nos exige el club, que es devolver al equipo a la categoría que le corresponde”, afirmó.

Etiquetas