Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

El Real Zaragoza entrena sin sobresaltos en Alcalá de la Selva

La falta de fichajes y la ausencia de salidas convierten la concentración turolense en un periodo rutinario.

Entrenamiento en Alcalá de la Selva
El Real Zaragoza se prepara en Alcalá de la Selva_3
JOSé VIDAL

El Real Zaragoza vive su tercer día de concentración en Alcalá de la Selva sin novedad alguna. Ni han llegado más fichajes que los tres ya conocidos -Cortés, Barkero y Paglialunga- ni se han consumado más desvinculaciones de la plantilla entre los diversos jugadores de los que el club quiere desprenderse. Por ello, los primeros entrenamientos en tierras de Teruel transcurren dentro de la más absoluta rutina mientras todo el mundo espera noticias de envergadura que no acaban llegando.

Tan solo el trabajo al margen del grupo de Hélder Postiga y Loovens (dos de los que han de irse cuanto antes a otro equipo para soltar lastre económico en forma de salarios), ambos aduciendo fatiga muscular, rompe en cada entrenamiento la uniformidad de las tareas que ordena Paco Herrera.

El trabajo físico y táctico, con el balón siempre como protagonista, está quedando en un segundo plano de la actualidad diaria dado que lo más sustancial está ocurriendo en los despachos de La Romareda de la mano del nuevo director deportivo, Suso García Pitarch. Allí, desde ayer martes, se aceleran los pasos para lograr un destino rentable a piezas como Pinter, Obradovic (los dos trabajando a solas en Zaragoza), Apoño y los citados Postiga y Loovens, además de intentando culminar la salida oficial del portero Roberto Jiménez, que ya no cuenta en los planes de Herrera.

Mientras nada de esto ocurra, los fichajes de jugadores como el central uruguayo Cabrera (del Atlético de Madrid), el centrocampista Bedia (del Hércules), ambos bastante avanzados, o los dos delanteros que espera con ansias el entrenador zaragocista, están totalmente colapsados. Lo primero es abrir huecos en la plantilla, rebajar el presupuesto salarial. Y, una vez eso ocurra, podrán abrirse las puertas a las nuevas incorporaciones.

Etiquetas