Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

La pasión de Jiménez

El técnico del R. Zaragoza afronta unas horas donde la fe y el sentimiento en el ámbito personal se entremezclan con la necesidad deportiva.

Manolo Jiménez portando la imagen de la Virgen de los Dolores
La pasión de Jiménez
CARMEN GONZALEZ/ ARAHAL INFORMACION

Fútbol y religión. Pasión y devoción de Manolo Jiménez desde que era niño. Dos ámbitos de la vida que llenan de sentido cada minuto que vive el entrenador del Real Zaragoza y que, en la Semana Santa, alcanzan su cénit. Durante la mayor parte del tiempo, es probable que lo deportivo acapare más tiempo en los pensamientos del técnico. Mucho más desde principios de enero, cuando el equipo zaragocista que él dirige empezó a hundirse en la clasificación hasta peligrar ahora mismo su permanencia en Primera de manera seria. Pero, en la noche que une el Jueves con el Viernes Santo, es sin duda lo religioso lo que impera en su sentir.

Jiménez se marcha jueves a Arahal, su pueblo sevillano, nada más acabar el entrenamiento matinal en la Ciudad Deportiva. Allí, sobre las 18.00, lo esperan sus amigos, sus parientes, sus convecinos de siempre para vivir juntos las horas más solemnes del año. En la próxima 'madrugá', Manolo será uno de los 30 costaleros que portarán el paso de la Virgen de los Dolores de la Hermandad de Jesús el Nazareno. Y lo será como cada año desde 1980, desde que Jiménez tenía 15 y obtuvo la connivencia de sus paisanos para que lo dejasen entrar bajo la peana cuando ese privilegio está reservado para los mayores de 18.

Lea el artículo completo en la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN

Etiquetas