Fútbol
Suscríbete

Fútbol

El fútbol aragonés se coló (y bastante) en el España-Andorra

Hasta seis jugadores del combinado del Principado militan o han militado en equipos de la Comunidad como el Calamocha, el Binéfar o el Monzón. 

Los integrantes de la selección de Andorra se saludan con los futbolistas de España antes del partido jugado el miércoles.
Los integrantes de la selección de Andorra se saludan con los futbolistas de España antes del partido jugado el miércoles.
Julio Muñoz

Para los amantes del fútbol modesto, seguro que no pasó desapercibido este miércoles por la noche: media plantilla de la selección de Andorra que fue goleada por España (5-0, con goles de Ayoze, Ferran Torres y Mikel Oyarzabal) guarda vínculo, ya sea pasado o presente, con equipos aragoneses de la Tercera o la Segunda División RFEF.

Los nombres de Ian Olivera (jugador del Calamocha), Christian García (del Tarazona en la campaña 2021-22), Joel Guillén (Binéfar), Marc Vales (ex del Binéfar y del Deportivo Aragón) formaron parte de la alineación titular de los del Principado. Después entró Marcio Vieira, que la pasada campaña culminó una dilatada trayectoria en el Atlético Monzón; mientras que Berto Rosas, futbolista del Utebo hasta firmar por el filial del Betis en 2023, esperó su oportunidad en el banquillo.

La primera mitad transcurrió de la forma en que los andorranos pretendían. España se llevó una renta escasa (1-0), en gran medida por el buen hacer de los referidos Ian Olivera, Christian García y Marc Vales, que formaron en la defensa de cinco planteada por el seleccionador Koldo Álvarez.

A pesar de contar con solo 20 años, Olivera se las vio con Morata, Pedri y compañía, llegando a protagonizar acciones de mérito, como la que sirvió para cortar un peligroso avance de Ferran Torres antes de que se llegara al tiempo de descanso con esa mínima ventaja para el equipo de Luis de la Fuente.

Olivera nació en el país pirenaico y, tras pasar por distintos equipos de formación, marchó a Lérida siendo cadete para seguir creciendo como futbolista en el CA Segre y en el Lleida Esportiu. Allí despuntó como el expeditivo defensor que hoy es, y cambió de Comunidad para enrolarse en la disciplina del Racing Club Zaragoza, con el que despuntó antes de firmar con el Calamocha de la mano de Sergio Lagunas.

Este miércoles vivió un día mágico. Jugar contra España es una fantasía para cualquier jugador amateur. Por más que la Roja presentase un once repleto de suplentes -se echó en falta a Rodri, Lamine Yamal o Nico Williams- y ofreciera un espectáculo anodino a pesar de esa manita.

Faltó dinamismo, clarividencia en la creación, velocidad, último pase, atrevimiento… y ahí la selección de Andorra se sintió cómoda. Se defendió bien e incluso lanzó alguna contra desde el centro del campo integrado por Joel Guillén, ya en la recta final, Marcio Vieira.

Ambos son futbolistas de distinto perfil. De un corte condicionado, inevitablemente, por la edad de cada uno: Guillén apenas tiene 21 y ofrece despliegue y brega. También buen desplazamiento de balón, aunque no al nivel de un Vieira que, a punto de entrar en la cuarentena, se caracteriza por su capacidad de distribución.

En noviembre de 2020 superó las 100 internacionalidades con Andorra, y en Monzón también es un emblema. Década y media de fútbol brindó por el Cinca Medio en su última etapa (2008-2023), antes de poner rumbo a Portugal -influyeron sus raíces- para enrolarse en la disciplina del AD Marco.

Ante España apenas disputó los minutos residuales de un compromiso que, dejando a un lado la preparación, sirvió para constatar que Aragón y Andorra la Vella están muy unidas por este deporte.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión