Fútbol
Suscríbete

deporte y educación

Kevin Lacruz: "Inculco a mis alumnos los valores que me enseñó el fútbol"

Kevin Lacruz Coscolín (Zaragoza, 1992) acaba de ascender a Primera RFEF con el CD Teruel. También es docente en el colegio Nuestra Señora del Carmen de la capital.

Kevin Lacruz posa el pasado lunes en el centro de Zaragoza.
Kevin Lacruz posa el pasado lunes en el centro de Zaragoza.
Oliver Duch

Debutó en 2009 con la primera plantilla del Real Zaragoza. Hace poco más de un mes ascendió con el CD Teruel a Primera RFEF. Pero, además, Kevin Lacruz es ahora profesor.

Así es, siento que estoy en un gran momento de mi vida. Acabo de cerrar tres temporadas espectaculares en Teruel, donde hemos conseguido dos ascensos, y hace dos años empecé a compatibilizar el fútbol con la docencia.

¿Fue algo vocacional?

No, mentiría si dijera lo contrario. Primero hice las prácticas de la carrera en el instituto Pompeu Fabra de Badalona. Fue una grandísima experiencia junto a María Soria, mi tutora. Eso me impulsó a hacer el máster y las posteriores prácticas en el IES Andalán, en La Almozara. Me fue gustando cada vez más y, a día de hoy, me encanta mi labor como docente.

¿Sus alumnos saben que llegó a ser el segundo futbolista más joven en debutar con el primer equipo del Real Zaragoza?

Aquella época a ellos les pilla muy pequeños, pero alguno sí sé que ha puesto mi nombre en internet (ríe). Les suena y conocen mi trayectoria, incluso alguno coleccionaba cromos y tiene el mío. Son muy futboleros. Seguro que de aquí a final de curso tenemos tiempo de sortear alguna camiseta, que sé que les hace ilusión.

En un aula o sobre un campo de fútbol, ¿dónde se encuentra más cómodo?

Son situaciones distintas, aunque sí hay unos valores comunes que son importantes tanto en un equipo de fútbol como en clase. El respeto al compañero, al adversario, la posibilidad de ganar y perder… No me gusta referirme al CD Teruel como una familia, nosotros hemos sido un equipo de verdad. Solo con ver la intensidad con la que entrenábamos se palpaba que íbamos a ser campeones.

¿Cambia mucho el Kevin Lacruz futbolista respecto al docente?

Yo diría que no soy muy diferente, pero habría que preguntarle a los estudiantes.

¿Cómo llegaba a todo?

He tenido la suerte de que en el colegio Nuestra Señora del Carmen, donde yo estudié, me facilitaran las cosas. Daba clase de 8.00 a 9.00 y me iba a entrenar. Después, volvía al colegio y daba clase de 13.00 a 14.00. Así, lunes, martes y miércoles. Imparto Educación Física y es una suerte inculcar a mis alumnos los valores que yo he adquirido desde muy pequeño gracias al fútbol.

¿Cuáles son?

Por ejemplo, la disciplina. Empecé en el Ebro, luego pasé al Amistad y estuve nueve años en la cantera del Real Zaragoza. Pero también tuve la oportunidad de jugar en las categorías inferiores de la selección española. Allí había una disciplina muy importante impuesta por Ginés (Meléndez). La puntualidad, el respeto o la humildad eran esenciales.

Kevin Lacruz sustituye a Pennat, el 12 de septiembre de 2009, cuando debutó en Primera División ante el Sevilla.
Kevin Lacruz sustituye a Pennat, el 12 de septiembre de 2009, cuando debutó en Primera División ante el Sevilla.
Juan Carlos Arcos

¿Cómo recuerda aquella etapa con España?

Con 17 años, tener la oportunidad de jugar una Eurocopa, un Mundial, fue algo increíble. Ponerte la camiseta de la selección, escuchar el himno, vivirlo con mi familia, mi novia… Es inolvidable. Estoy muy orgulloso de toda mi trayectoria, porque también me he sobrepuesto a situaciones muy complicadas.

Hablemos de cosas alegres. ¿Qué hacía usted el 13 de junio de 2009?

Ese día tuve la suerte de vivir el último ascenso del Real Zaragoza desde dentro. Contra el Córdoba fue mi primera convocatoria con el primer equipo. Recuerdo cómo lo celebraba la gente en las calles.

Pocos meses después, Marcelino le hizo debutar en la máxima categoría ante el Sevilla.

Fue una de las muchísimas experiencias positivas que tuve la suerte de vivir. Después de cumplir el sueño de mi vida, jugar en el Sánchez Pizjuán, en La Romareda, me hubiera gustado haber disfrutado muchos más años en Primera División. Pero también se dieron una serie de circunstancias, que no me competen, que te enseñan cómo funciona el fútbol profesional.

Hemos dicho que hoy hablaríamos solo de cosas alegres...

Yo tengo la conciencia muy tranquila, di lo mejor de mí en todo momento y estoy muy orgulloso de mi trayectoria. Llevo 13 años a nivel profesional y eso no es fácil. No cambiaría lo que he vivido estos años por nada en el mundo. He jugado en el Real Zaragoza, en la selección, más no se puede pedir…

¿Cuántos amigos ha hecho gracias al fútbol?

Muchísimos, posiblemente los amigos sean lo mejor que me voy a llevar. Este fin de semana hemos estado en San Sebastián con unos compañeros y nuestras parejas. Recuerdo con mucho cariño a Víctor Laguardia, Ramiro, Ortí… Es de lo más bonito que tiene el fútbol, como mi amigo Íñigo, que lo conozco hace muchísimos años, para mí ha sido siempre un ejemplo.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión