Fútbol
Suscríbete por 1€

Luis Enrique: "Si el Mundial sale mal, me iré y no pasa nada"

El seleccionador español asegura que está contento y se siente respaldado por la Federación, pero no garantiza su continuidad más allá de Catar.

Luis Enrique en rueda de prensa antes del amistoso contra Albania.
Luis Enrique en rueda de prensa antes del amistoso contra Albania.
Europa Press

Luis Enrique está contento y se siente respaldado por la Federación Española de Fútbol (FEF), pero no garantiza su continuidad al frente de 'La Roja' más allá de la Copa del Mundo de Catar. "Estoy encantado en mi casa. Me siento súper respaldado por la Federación y por Molina, que me ficharon dos veces, y con las circunstancias en las que yo venía es algo que no voy a olvidar nunca. Tengo máxima confianza. Lo único es que de qué vale un contrato si luego llega un Mundial y no se consiguen objetivos. No vale de nada", ha indicado el preparador asturiano en la rueda de prensa previa al amistoso que medirá a España con Albania en el RCDE Stadium de Cornellà-El Prat.

El técnico asturiano, que ve al combinado nacional "en un momento de crecimiento total" con "un compendio de gente muy joven y veterana que puede hacer un muy buen fútbol", ha recordado que él y Luis Rubiales se han emplazado para hablar después del Mundial y que la decisión, además del momento personal en que se encuentre, dependerá de la actuación en la Copa del Mundo que se celebrará entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre. "Estoy en la gloria ahora. He decidido hacer esto por vosotros, porque si luego en el Mundial sale una cagada vais a estar pidiendo mi cabeza", ha dicho en referencia a la prensa. "Si sale mal, me iré y no pasa nada", ha agregado el gijonés que, no obstante, se ha mostrado optimista con los objetivos que se ha marcado. "Me refiero a competir, en disposición de luchar con los mejores. A la selección la veo una línea de mejora", ha proclamado antes de rememorar el gran papel que hizo La Roja en la última Eurocopa. "El Mundial es un paso más, es más complejo, pero con la personalidad que tienen estos jugadores vamos a competir seguro. Lo demás, ya lo veremos", ha especificado.

Como no podía ser de otra forma, Luis Enrique se congratula de haber sellado el pasado mes de noviembre el pase directo de la selección española a la cita que se disputará en tierras asiáticas a finales de año y disponer ahora de dos encuentros de preparación sin que asome ese precipicio de la repesca por el que ya se ha caído Italia. "Yo ya lo valoré desde hace mucho, la dificultad que tiene jugar las clasificaciones con el rival que sea, porque si no haces los deberes te vas a la repesca, que va precedida de un sorteo maquiavélico. Por eso nos alegramos tanto, porque habrá algún año que no estemos y eso no significa que nos tengamos que fustigar. Le ha pasado a Italia que es una campeona de Europa merecidísima", ha recordado el gijonés.

Una "fiesta" en Cataluña

Ha reiterado que no considera, ni mucho menos, un asunto menor los choques frente a Albania e Islandia. "El hecho de que no le quiera dar etiqueta de amistosos es porque ni para mí ni para los jugadores lo son. Nos quedan ocho partidos para el Mundial y será una prueba ideal para ver cómo solventamos la papeleta ante un rival que seguramente se encierre en su campo. Estos dos partidos son muy importantes y, por la intensidad y el ritmo que he visto entrenar a los jugadores, no me cabe duda de que lo han interpretado", ha aseverado.

Ha vuelto a sacar la cara por el grupo que está armando, plagado de gente joven pero también con varios jugadores fajados en mil batallas al frente. "Claro que ha valido la pena, por lo menos para mí, porque cuando hago la lista no pienso en la edad que tienen, sino en si son los mejores. Hemos conseguido aunar, por lo que huelo en el vestuario y veo cómo conviven, un conjunto de gente veterana que son excepcionales y gente joven humilde, con hambre y con ganas de comerse el mundo. Solo puedo decir maravillas. Cada concentración se va mejorando el ambiente que se respira y para mí, como entrenador, es muy satisfactorio vivir esto", ha resaltado Luis Enrique.

Ha expresado, por último, su satisfacción por el hecho de que la selección regrese a Cataluña 18 años después. "Creo que va a ser una fiesta y espero que estemos al nivel para la gente disfrute de una efeméride como esta. Son 18 años y lo afrontamos con mucha ilusión y con muchas ganas de que los aficionados españoles puedan disfrutar de su selección y de una tierra tan bonita como la catalana", ha finalizado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión