Fútbol
Suscríbete

Fútbol

El fútbol también da un paso atrás ante el avance de la sexta ola de covid

Regresan las restricciones de aforo en los estadios, con un máximo del 75%, mientras Real Madrid, Barça o Sevilla anuncian nuevos positivos.

LaLiga - FC Barcelona v Elche
Dembélé se ha sumado a la lista de positivos del FC Barcelona.
ALBERT GEA

El fútbol no es ajeno a la realidad actual del coronavirus en España. El incremento incesante de casos en la sociedad española ha acabado por afectar al deporte profesional y en concreto a la Liga. Regresan las limitaciones de aforo, que pasan a ser de un 75% en el caso de los estadios de fútbol al aire libre, hasta ahora al máximo de su capacidad, y de un 50% para los recintos cubiertos, donde el tope era antes del 80%.

Se trata de un paso atrás y un retorno a las restricciones de aforo con las que regresó paulatinamente el público a los estadios de fútbol ya desde el final de la pasada temporada, en un porcentaje anecdótico, y al principio de esta, cuando se fue incrementando hasta recuperar la normalidad.

Así lo han acordado el Ministerio de Sanidad y las diferentes comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrado este miércoles, último del año, ante la delicada situación sanitaria que la sexta ola de coronavirus está provocando en España.

Además de las limitaciones de aforo vuelven las medidas en los prolegómenos del partido para evitar aglomeraciones, con controles de temperatura, aplicación de gel hidroalcohólico y el establecimiento de franjas horarias para el acceso de los aficionados a los estadios. Una vez dentro de cada recinto, regresa la distancia de seguridad entre localidades y se mantiene el uso de mascarilla durante todo el partido, así como la prohibición de fumar y comer.

La decisión llega después de que LaLiga revisase su protocolo ante el aluvión de contagios en los diferentes equipos. Vuelven los test de antígenos diarios, así como las pruebas PCR semanales, y se reduce al mínimo el uso de los vestuarios, pues los futbolistas deberán ducharse en el hotel o en sus domicilios particulares y llegar ya vestidos con ropa deportiva a las instalaciones.

Y es que nadie es ajeno a la sexta ola de covid en la Liga. El Real Madrid, que parecía haber sorteado con éxito un brote que llegó a provocar hasta ocho bajas de jugadores -Modric, Marcelo, Bale, Rodrygo, Lunin, Alaba, Isco y Asensio-, se ha vuelto a topar con la incidencia del coronavirus, ahora con los positivos de dos puntales en la portería y el ataque blanco, Courtois y Vinicius, y dos alternativas en su centro del campo, Valverde y Camavinga. Los cuatro dieron positivo en los test PCR a los que la plantilla blanca al completo fue sometida el martes, día previo a la vuelta al trabajo en Valdebebas, con el duelo en Getafe del próximo domingo en el horizonte.

El Barça, en cuadro

Si Ancelotti lamenta malas noticias el panorama es peor para Xavi. Un día después de la ilusionante presentación de un refuerzo de nivel como Ferran Torres al entrenador del Barça se le cayeron otros tres jugadores más para su visita al Mallorca del próximo domingo. A los positivos por covid de Dani Alves y Lenglet se añadieron en la jornada del martes los contagios de Jordi Alba y Balde, dejando al preparador de Tarrasa sin opciones naturales para el lateral izquierdo y con una defensa en cuadro. Este miércoles perdió también a Dembélé, Gavi y Umtiti, tres nuevos casos en la plantilla azulgrana.

La situación deportiva comienza a ser crítica en un equipo que cuenta además con una poblada enfermería en forma de lesiones. Así, Ansu Fati, Pedri, Memphis, Braithwaite, Sergi Roberto y Dest siguen en proceso de recuperación de sus respectivas dolencias físicas mientras que Busquets está sancionado, por lo que el parte de bajas se eleva a 14 jugadores, dejando a Xavi con diez efectivos del primer equipo, incluidos los porteros Ter Stegen y Neto. Solo cuenta con Piqué, Araujo, Eric, Mingueza, Frenkie de Jong, Riqui Puig, Coutinho y Luuk de Jong como jugadores de campo más los canteranos Nico González, Jutglà y Abde, habituales en las últimas alineaciones azulgranas.

El aluvión de casos en el Barça no es sino el fiel reflejo de lo que ocurre en las últimas horas en todos los clubes de la Liga. El goteo incesante de positivos sitúa la cifra de casos en más de 200 entre plantillas de Primera y Segunda, el fútbol profesional español.

En las últimas horas, el Sevilla anunció cuatro casos en su plantilla, sin especificar nombres concretos, y en el Valencia también son cuatro los contagios detectados en el retorno a los entrenamientos con la vista puesta en el encuentro ante el Espanyol en Mestalla. Por su parte, el Atlético entrenó este miércoles en el Cerro del Espino de forma individualizada, a la espera de que los resultados de que los test a los que se sometieron futbolistas, cuerpo técnico y empleados permitan este jueves llevar a cabo una sesión grupal. La tensión es palpable.

El duelo entre Atlético y Rayo sigue en peligro, pero LaLiga no se pronuncia

Con los casos de covid al alza en las diferentes plantillas solo el protocolo de actuación de LaLiga, muy estricto en sus condiciones para suspender un partido -mínimo de cinco jugadores de la primera plantilla y trece en total incluyendo canteranos y un portero- impide por ahora la cascada de suspensiones.

Lo cierto es que todos los encuentros de la jornada 19 siguen por ahora en pie a poco más de 24 horas para que mañana se dispute desde las 16:15 horas el Valencia-Espanyol en Mestalla. Eso sí, un duelo peligra y mucho: el enfrentamiento entre el Atlético de Madrid y el Rayo Vallecano fijado para el domingo a las 16:15 en el Metropolitano.

El Rayo es el conjunto más afectado de la Liga, con solo ocho efectivos del primer equipo que junto a varios futbolistas del filial ahora mismo podrían disputar su partido ante el Atlético. Los vallecanos, a pesar de una más que precaria situación médica, cumplen todavía las condiciones mínimas sobre el papel para eludir un aplazamiento que, en cualquier caso, el conjunto franjirrojo ya tantea con LaLiga, que por ahora no se ha manifestado al respecto de hipotéticos aplazamientos de partidos.

Más allá de la difícil realidad rayista en estos días de desconcierto, el Barça, con once jugadores del primer equipo disponibles y solo ocho de ellos de campo, y la Real Sociedad, que tiene una decena de profesionales contagiados en este momento, también se encuentran en una encrucijada para afrontar una jornada que, pase lo que pase, será una pura cuestión de supervivencia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión