Fútbol
Suscríbete

fútbol

El exzaragocista Raphael Dwamena abandonará el hospital en las próximas horas

El delantero se desvaneció el miércoles durante el partido de la Copa de Austria entre el BW Linz y el TSV Hartberg.

El exzaragocista Raphael Dwamena, en el hospital tras sufrir un desvanecimiento.
El exzaragocista Raphael Dwamena, en el hospital tras sufrir un desvanecimiento.
Heraldo.es

Raphael Dwamena evoluciona favorablemente de su dolencia cardíaca y, en principio, abandonará el hospital en las próximas horas. El futbolista dio el susto el pasado miércoles, tras desvanecerse en el banquillo durante el partido entre el BW Linz –club en el que milita–y el TSV Hartberg, de los octavos de final de la Copa de Austria.

El exjugador del Real Zaragoza, de 26 años, se desplomó después de agarrarse el pecho, cuando presenciaba el choque en el banquillo de los suplentes, y enseguida fue atendido por los servicios médicos. Después fue trasladado al hospital.

“Raphael está bien”, explicó este jueves Tino Wawra, director deportivo del BW Linz, el actual equipo de Dwamena. “Pude convencerme de su mejoría en el hospital, ya que incluso le vi sonreír. Todavía tiene que superar algunos exámenes, pero en principio podrá irse a casa en las próximas horas”, anunció Wawra, quien, sin embargo, también lanzó una advertencia al futbolista: “Después de lo que ha sucedido, Raphael tendrá que valorar seriamente su futuro como jugador. Él ya se ha dado cuenta de todo esto”, explicó el director deportivo, quien insistió en la necesidad de que el delantero “evite ya grandes esfuerzos” para no sufrir más sobresaltos.

Dwamena ya sufrió problemas cardíacos durante su etapa en el Real Zaragoza, club al que llegó cedido desde el Levante. En la capital aragonesa tuvo que dejar de jugar por el riesgo a sufrir un infarto. Con el conjunto zaragocista participó en un total de 12 partidos, con un balance de dos goles: contribuyó al triunfo a domicilio ante el Alcorcón (0-3), y también a la victoria contra el Extremadura (3-1) en el estadio de La Romareda. Después tuvo que dejar la práctica del fútbol por sus problemas cardíacos, y los médicos le aconsejaron que colgara definitivamente las botas. Sin embargo, Dwamena no quiso retirarse y continuó en activo, jugando con un desfibrilador, ahora en las filas del BW Linz. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión