Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

Chiesa rescata a una Italia que también sufre

Los cambios le funcionaron a Mancini y la 'Azzurra' se impuso en la prórroga pero mostró debilidades ante la dignísima Austria.

Los italianos celebran el gol de Federico Chiesa
Los italianos celebran el gol de Federico Chiesa
Agencia EFE

"Comienza otro torneo", advirtió Roberto Mancini, el seleccionador italiano, para poner freno a la euforia. Sabía por qué lo decía. Llegados al primer cruce sin retorno, sobre el papel un desequilibrado duelo en Wembley entre la gran sensación de la primera fase y un advenedizo, la 'Azzurra' se impuso en la prórroga a la advenediza Austria pero mostró debilidades: falta de pegada primero, ciertos desajustes defensivos después, cansancio hasta que le refrescaron los cambios, y más oficio para evitar que los austríacos se crecieran, y de qué forma, en la segunda parte.

Federico Chiesa rescató a su país con una genialidad que sirve de homenaje a Enrico, su padre. Control, recorte y adentro con la pierna menos buena. Le funcionaron los cambios tardíos a Mancini, ya que Pessina sentenció justo antes del cambio de campo en el tiempo extra. Ya son 31 partidos de esta nueva Italia sin perder y doce victorias seguidas. Encajó un gol al final, pero superó el longevo récord de 1.143 minutos que databa de 1974. En cualquier caso, ya es menos favorita.

No iba de farol Marco Foda, técnico alemán con raíces italianas que dirige con buena mano a Austria, al asegurar que le mirarían a los ojos a sus rivales y que podría pasar cualquier cosa. Lo demostró sobre todo en el segundo acto, cuando su ejército puso contra las cuerdas al enemigo. En el primero, al atractivo monólogo italiano solo le faltó el gol. No generó muchas ocasiones, pero sí suficientes para inclinar la balanza. Las más claras, un disparo de Barella que desvió Bachmann, guardián del Watford, al modo portero de balonmano, y una preciosa 'folha seca' que dibujó Immobile desde fuera del área y se estrelló en el poste.

Jugaban los transalpinos al ritmo de Verratti, titular en detrimento de Locatelli, bigoleador y determinante ante Suiza. Mandaban, templaban y lo intentaban por fuera, sobre todo con el infatigable y osado Spinazzolla por la izquierda, y también por dentro. Pases arriesgados, filtrados a la espalda de la zaga para los desmarques de Immobile, Bota de Oro hace solo dos años pero más valorado en su país que en el extranjero. Estuvo torpón y también faltó más de Insigne y Barella.

Cortocircuitados

Austria maniató a Jorginho, con Sabitzer siempre encima para evitar una salida fácil. El problema era que Grillitsch y Schlager, dos centrocampistas de buen pie en el Hoffenheim y el Wolfsburgo, se exigían tanto tanto para destruir que no les llegaba el óxígeno para construir. Apenas reseñar en el período inicial un disparo alto de Arnautovic, un incordio para los rivales, y algún centro fácil para Donnarumma.

Cambio radical de escenario tras la reanudación, con cuatro sustos tremendos para Italia. Uno lo provocó Arnautovic con una sucesión de recortes que desnudaron la cintura de Acerbi; otro Alaba, al que se le fue muy cerquita del travesaño un tiro libre en la frontal; el tercero, un tiro de Sabitzer que golpeó en Bonucci y no se marchó muy lejos. Y el cuarto, un gol anulado a Arnautovic, a instancias del VAR, por un fuera de juego previo. Tremendo el salto de Alaba para ganarle a Bonucci, por cierto.

Austria se lo creía e Italia no se hallaba. Pedía cambios a gritos. Como no mejorabla el oscuro panorama con Locatelli y Pessina, cerca del final Mancini puso en escena a Belotti y al deseado Federico Chiesa, el salvador. Sentenció Pessina antes del cambio de campo, pero Austria recortó y no se rindió hasta el final. Muerte digna. Italia espera rival del Bélgica-Portugal.

Ficha técnica

Italia-Austria (2-1)

Italia: Donnarumma, Di Lorenzo, Bonucci, Acerbi, Spinazzola, Barella (Pessina, min. 66), Jorginho, Verratti (Locatelli, min. 66), Berardi (Chiesa, min. 84), Immobile (Belotti, min. 84) e Insigne (Cristante, min. 108).

Austria: Bachmann, Lainer, Dragovic, Hinteregger, Alaba, Schlager (Gregoritsch, min. 106), Grillitsch (Shaub, min. 106), Laimer (Trimmel, min. 114), Sabitzer, Baumgartner (Shopf, min. 90) y Arnautovic (Kalajdic, min. 97).

Goles: 1-0: min. 95, Chiesa. 2-0: min. 105, Pessina. 2-1: min. 114: Kalajdic.

Árbitro: Anthony Taylor (Inglaterra): Amarilla a Arnautovic, Di Lorenzo yHinteregger.

Incidencias: Partido de octavos de final de la Eurocopa, disputado en Wembley.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión